martes, 30 de abril de 2013

“Cuando la Iglesia se vuelve mundana” se vuelve una “Iglesia débil”

Fue la reflexión de Francisco hoy durante la Misa que celebró en la Capilla de la Casa de Santa Marta, en presencia de otro grupo de empleados vaticanos del Apsa: la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.
Este martes 30 de abril, el Papa indicó en la oración, el camino de custodia y confianza al Señor para “los ancianos, los enfermos, los niños, los jóvenes”, para toda la Iglesia. “Que el Señor nos fortalezca – deseó – para no perder la fe, no perder la esperanza”. Es el acto de confianza de la Iglesia al Señor que el Santo Padre indicó con fuerza, exhortando a todos a la oración en estrecha unión con la acción salvífica de Cristo: "Se puede custodiar la Iglesia, se puede cuidar la Iglesia, ¿no? Debemos hacerlo con nuestro trabajo, pero lo más importante es aquello que hace el Señor: es el Único que puede enrostrar al maligno y vencerlo. Viene el príncipe del mundo, no puede hacerme nada: si queremos que el príncipe de este mundo no se apodere de la Iglesia, debemos confiarla al Único que puede vencer al príncipe de este mundo. He aquí la pregunta: rezamos por la Iglesia, pero ¿por toda la Iglesia? ¿Por nuestros hermanos en todas partes del mundo que no conocemos? Es la Iglesia del Señor y nosotros en nuestra oración decimos al Señor: Señor, mira a tu Iglesia… Es tuya. Tu Iglesia son nuestros hermanos. Esta es una oración que debemos hacer con el corazón, cada vez más ".

El Papa Francisco observó que “es fácil rezar para pedir una gracia al Señor”, “para agradecer” o cuando “necesitamos algo”. Pero es fundamental, explicó, pedir al Señor por todos, por aquellos que han “recibido el mismo Bautismo” diciendo "Son tuyos, son nuestros, custódialos”:

"Confiar la Iglesia al Señor es una oración que hace crecer la Iglesia. Y es también un acto de fe. Nosotros no podemos nada, nosotros - todos- somos pobres servidores de la Iglesia: pero es Él quien puede llevarla adelante, custodiarla y hacerla crecer, hacerla santa, defenderla, defenderla del príncipe de este mundo y de aquello en lo que éste quiere que se convierta la Iglesia, o sea en cada vez más y más mundana. ¡Este es el mayor peligro! Cuando la Iglesia se vuelve mundana, cuando tiene dentro de sí el espíritu del mundo, cuando tiene aquella paz que no es aquella del Señor - aquella paz de Jesús cuando dice 'Les dejo la paz, les doy mi paz', no como la da el mundo- cuando tiene aquella paz mundana, la Iglesia es una Iglesia débil, una Iglesia que será vencida e incapaz de llevar el Evangelio, el mensaje de la Cruz, el escándalo de la Cruz… No puede llevarlo adelante si es mundana".

El Papa reiteró la importancia de la oración para confiar “la Iglesia al Señor”, camino para la “paz que solo él puede dar”:

"Confiar la Iglesia al Señor, confiar los ancianos, los enfermos, los niños, los jóvenes… 'Custodia Señor tu Iglesia: ¡es tuya! Con esta actitud Él nos dará, en medio a las tribulaciones, aquella paz que solo Él puede dar. Esta paz que el mundo no puede dar, aquella paz que no se compra, aquella paz que es un verdadero don de la presencia de Jesús en medio de su Iglesia. Confiar la Iglesia que está en tribulación: existen grandes tribulaciones, las persecuciones… Existen. Pero hay también las pequeñas tribulaciones: las pequeñas tribulaciones de la enfermedad o de los problemas en la familia… Confiar todo esto al Señor: custodia tu Iglesia en la tribulación, para que no pierda la fe, para que no pierda la esperanza".

“Que el Señor nos fortalezca para no perder la fe, para no perder la esperanza”, finalizó pidiendo Francisco, recalcando que este debe ser siempre nuestro ruego al “Señor”. “hacer esta oración de confianza por la Iglesia - concluyó - nos hará bien y hará bien a la Iglesia. Nos dará una gran paz a nosotros y gran paz a la Iglesia, no nos quitará las tribulaciones, pero nos hará fuertes en las tribulaciones”. (RC-RV)

lunes, 29 de abril de 2013

Benedicto XVI volverá al Vaticano probablemente el 2 de mayo por la tarde

29 de abril, 2013. (Romereports.com) El portavoz del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi ha confirmado que Benedicto XVI volverá al Vaticano muy probablemente en torno al mediodía del 2 de mayo.


Tras dos meses en la residencia de verano de Castel Gandolfo, las tareas de adaptación del convento Mater Ecclesiae ya han finalizado por lo que todo está listo para recibir al Papa emérito de nuevo en el Vaticano.

Junto a él volverán también las cuatro Memores Domini, consagradas de Comunión y Liberación, que ayudan a Benedicto XVI con las tareas del hogar y su secretario particular, monseñor Georg Gaenswein que seguirá realizando las tareas de Prefecto de la Casa Pontificia.

Es muy probable que se instale también allí el hermano del Papa emérito, Georg Ratzinger, quien también es sacerdote y único pariente vivo de Benedicto XVI.

Papa Francisco: confesarse no es ir a la tintorería

(RV).-Avergonzarse de los propios pecados es la virtud del humilde que prepara a acoger el perdón de Dios: fue la reflexión de Francisco, el lunes 29 de abril por la mañana, durante la Misa presidida en la Capilla de la Casa de Santa Marta, en presencia de algunos empleados vaticanos del Apsa, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y de un grupo de religiosas. En esta oportunidad concelebraron con el Santo Padre el cardenal Domenico Calcagno, presidente del Apsa, y el arzobispo Francesco Gioia, presidente de la Peregrinatio ad Petri Sedem.


Comentando la primera Carta de San Juan, en la que se dice que “Dios es luz y en Él no hay tiniebla alguna”, el Papa Francisco subrayó que “todos nosotros tenemos oscuridades en nuestra vida”, momentos “donde todo, también en la propia consciencia, es oscuro”, pero esto - precisó - no significa caminar en las tinieblas:
“Caminar en las tinieblas significa estar satisfecho de sí mismo; estar convencido de no tener necesidad de salvación. ¡Aquellas son las tinieblas! Cuando uno se adentra en este camino de las tinieblas, no es fácil dar marcha atrás. Por ello Juan continua, porque quizás este modo de pensar lo ha hecho reflexionar:
‘Si decimos de estar sin pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros’. Miren sus pecados, nuestros pecados: todos somos pecadores, todos… Este es el punto de partida. Pero si confesamos nuestros pecados, Él es fiel, es justo hasta perdonarnos los pecados y purificarnos de toda iniquidad. Y nos presenta – ¿no es verdad? - a aquel Señor tan bueno, tan fiel, tan justo que nos perdona”.

“Cuando el Señor nos perdona hace justicia” – prosiguió diciendo el Obispo de Roma- sobre todo a sí mismo, “porque Él ha venido para salvarnos y perdonarnos”, acogiéndonos con la ternura de un padre hacia los hijos: “el Señor es tierno hacia aquellos que lo temen, hacia aquellos que van hacia Él” y con ternura “nos comprende siempre”, quiere donarnos “aquella paz que solo Él da”.

Esto -afirmó - es lo que sucede en el Sacramento de la Reconciliación” aunque “tantas veces pensemos que ir a confesarnos es como ir a la lavandería ” para limpiar la suciedad de nuestra ropa: “Pero Jesús en el confesionario no es una lavandería: es un encuentro con Jesús, pero con este Jesús que nos espera, que nos espera como somos. ‘Pero Señor, mira yo soy así …’, me da vergüenza decir la verdad: ‘He hecho esto, he pensado esto’. Pero la vergüenza es una verdadera virtud cristiana y también humana… la capacidad de avergonzarse: No sé si en italiano se dice así, pero en nuestra tierra a aquellos que no pueden avergonzarse se les llama ‘sin vergüenza’, porque no tienen la capacidad de avergonzarse y avergonzarse es una virtud del humilde, de aquel hombre y de aquella mujer que es humilde”.

Es necesario tener confianza - prosiguió el Papa - porque cuando pecamos tenemos un defensor ante el Padre: “Jesucristo, el justo”. Y Él “nos sostiene ante el Padre” y nos defiende frente a nuestras debilidades. Pero es necesario ponerse frente al Señor “con nuestra verdad de pecadores”, “con confianza, también con gozo, sin maquillarnos… ¡No debemos jamás maquillarnos delante de Dios!”. Y la vergüenza es una virtud: “bendita vergüenza”. “Esta es la virtud que Jesús nos pide: la humildad y la docilidad”:

“Humildad y docilidad son como el marco de una vida cristiana. Un cristiano va siempre así, en la humildad y en la docilidad. Y Jesús nos espera para perdonarnos.
Podemos hacerle una pregunta: entonces ir a confesarse ¿no es ir a una sesión de tortura? ¡No! Es ir a alabar a Dios, porque yo pecador he sido salvado por Él. ¿Y Él me espera para apalearme? No, con ternura para perdonarme. ¿Y si mañana hago lo mismo? Va otra vez, y otra y otra y otra… Él te espera siempre. Esta ternura del Señor, esta humildad, esta docilidad…”.

Esta confianza “nos da respiro”. “ Que el Señor - finalizó el Papa su homilía en Santa Marta- nos dé esta gracia, este coraje de ir siempre hacia él con la verdad, porque la verdad es luz, y no con las tinieblas de las medias verdades o de las mentiras ante Dios. ¡Que nos dé esta gracia! Así sea”. (RC-RV)





domingo, 28 de abril de 2013

«Creo que sólo encontraremos respuestas en la vida que viene tras la muerte. No temo la enfermedad o la muerte».

Cuando tienes dieciséis años, todo es sueño: la carrera, un futuro noviazgo, metas que conquistar, el futuro. Pero para Donal Walsh el sueño se transformó en pesadilla cuando le diagnosticaron un cáncer terminal que, de golpe y porrazo, desplomó toda aspiración de porvenir: «no tenía palabras para esta sentencia de muerte», dijo él. Y, no obstante, algo sucedió que transformó este drama en una historia de esperanza; algo que comenzó con una carta publicada por accidente en un periódico de Irlanda, su país natal.


Nacido en Blennerville, Tralee (Irlanda), su batalla contra el cáncer comenzó hace cuatro años, con un tumor en la pierna, con tan sólo doce primaveras a sus espaldas. Pasó por quirófano y por quimioterapia, lleno de enojo y preguntas; mucho qué pensar y mucho tiempo a disposición.

Cuando todo parecía solucionado, volvieron las noticias de mal agüero: otro tumor, pero ahora en un pulmón. Resignado, regresó al camino que había jurado nunca volver a recorrer. Pero era eso o morir. Optó por luchar de nuevo.

Pero lo extraordinario de Donal no es sólo su fuerza de voluntad, sino el uso que ha hecho de su enfermedad. Viendo, por ejemplo, las condiciones del Our Lady’s Hospital en donde estaba internado, recaudó más de 50,000 euros para el hospital, organizando carreras de montaña, torneos de rugby, cenas y subastas. Se lanzó a la TV para que los políticos y la ONU destinasen más fondos a la lucha contra el cáncer. La enfermedad, en vez de debilitarle, parece que despertó a un león durmiente:

«Llorar no me llevará a ningún lugar –dice resuelto–. Lloré el primer día y me prometí que sería suficiente con eso. La vida me ha dado en bandeja de plata demasiadas excusas para que me traten bien el resto de mi vida, pero decidí que no voy a usarlas».

El sostén de la fe

¿Y qué es lo que sostiene a este joven? La respuesta es rápida: su fe. Porque aunque ha buscado y ha preguntado a toda la gente, no ha podido encontrar soluciones que le den tranquilidad aquí: «No estoy enojado o con un sentimiento de injusticia sobre todo esto que me está pasando. Creo que sólo encontraremos respuestas en la vida que viene tras la muerte. No temo la enfermedad o la muerte. Lo que me preocupa es pensar qué le pasará a mi familia después».

Tal vez este pensamiento fue lo que propició que alguien publicara una carta del adolescente en un periódico local en la que contaba su lucha contra el cáncer y, de paso, algo que movió los cimientos de la conciencia de muchos: su lucha por erradicar de Irlanda la «epidémica plaga del suicidio» antes de morir.

Con algunos familiares

Porque aunque su mundo se está derrumbando, Donal piensa en los demás. Y reconoce que no puede sino sentir enojo con los jóvenes que deciden quitarse la vida, «dejando un desastre a sus espaldas» para la familia. Sí, es consciente de situaciones financieras difíciles o de desesperación, pero ¿y lo que él está pasando es fácil?

«Aquí estoy: luchando por mi vida por tercera vez en cuatro años y, en esta ocasión, sin esperanza de curación. No tengo opción e intento preparar a mi familia y amigos lo mejor posible para lo que vendrá, tratando de dejar el menor desastre posible».

Por eso comenta, al pensar en los que se suicidan, «nunca habrá razones tan malas como para tomar la decisión del suicidio: si meditan en ello y buscan ayuda se puede encontrar una solución».

Eso mismo dijo en una entrevista en el The Saturday Night Show, que tuvo mucho impacto. Y cuando el entrevistador mencionó que tal vez Dios lo esté usando para lograr una buena causa, Donal respondió: «si puedo ser un símbolo para que los jóvenes aprecien más la vida, entonces feliz me lanzo adelante y lo hago con gusto».

Y ya está siendo todo un ejemplo, como lo demuestra el premio que la Kerry’s Eye Radio le concedió como héroe local. La nominación a dicho galardón la hizo su profesor de instituto, Ruairi O’Rahilly, que en una entrevista desmiente el dicho popular irlandés que dice «nunca conozcas tus héroes». Así lo explica el profesor: «me siento honrado de decir que conozco a Donal y sé que hablo a nombre de todos en el colegio. Él es desinteresado y encarna todos los atributos que tratamos de inculcar en nuestros chicos».

Héroe o no, Donal sabe que su final llegará más pronto de lo normal. Y por eso sigue luchando, tenazmente, por esa meta que se propuso: arrancar el suicidio de la faz de la tierra.

«Te lo dice un chico de dieciséis años que no tiene voz en su sentencia de muerte, que no tiene ninguna opción ante el dolor que causará y que arriesgaría cualquier oportunidad para pasar aunque sea unos meses en esta tierra: por favor, aprecia lo que tienes, date cuenta de que siempre habrán opciones y de que la ayuda está siempre a tu lado».

Que se tutele siempre la dignidad y la seguridad del trabajador, Francisco reza por las víctimas de Bangladesh

Después de la misa celebrada en la Plaza de San Pedro, durante la cual el Papa administró el Sacramento de la Confirmación a cuarenta y cuatro fieles de diversas nacionalidades, en representación de todo el mundo, y antes de rezar el Regina coli, el Papa rezó y expresó su cercanía espiritual por las víctimas que causó el derrumbe de una fábrica en Bangladesh con las siguientes palabras:

En este momento deseo elevar una oración por las numerosas víctimas causadas por el trágico derrumbe de una fábrica en Bangladesh. Expreso mi solidaridad y profunda cercanía a las familias que lloran a sus seres queridos y dirijo desde lo profundo de mi corazón un fuerte llamamiento a fin de que se tutele siempre la dignidad y la seguridad del trabajador.

Al respecto cabe destacar que ya ayer, en su tweet el Papa escribió: "Únanse a mí en oración por las víctimas de la tragedia en Dacca, Bangladesh, para que Dios dé consuelo y aliento a las familias."

Este edificio en Bangladesh se derrumbó el pasado 24 de abril causando la muerte de más de trescientas personas, tal como informó en su momento una fuente oficial, mientras más de dos mil fueron rescatadas de entre los restos del edificio cerca de la capital, Dacca, que alojaba varios talleres textiles, tiendas, un banco y un mercado.

AUDIO: http://es.radiovaticana.va/news/2013/04/28/que_se_tutele_siempre_la_dignidad_y_la_seguridad_del_trabajador/spa-687161

Permanecer estables en la fe con una firme esperanza en el Señor, Francisco en su homilía

SANTA MISA Y CONFIRMACIÓN
HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO
Plaza San Pedro
V Domingo de Pascua, 28 de abril de 2013

Queridos hermanos y hermanas,

Queridos hermanos que vais a recibir el sacramento de la confirmación,

Bienvenidos:

Quisiera proponeros tres simples y breves pensamientos sobre los que reflexionar.

1. En la segunda lectura hemos escuchado la hermosa visión de san Juan: un cielo nuevo y una tierra nueva y después la Ciudad Santa que desciende de Dios. Todo es nuevo, transformado en bien, en belleza, en verdad; no hay ya lamento, luto… Ésta es la acción del Espíritu Santo: nos trae la novedad de Dios; viene a nosotros y hace nuevas todas las cosas, nos cambia. ¡El Espíritu nos cambia! Y la visión de san Juan nos recuerda que estamos todos en camino hacia la Jerusalén del cielo, la novedad definitiva para nosotros, y para toda la realidad, el día feliz en el que podremos ver el rostro del Señor, ese rostro maravilloso, tan bello del Señor Jesús. Podremos estar con Él para siempre, en su amor.

Veis, la novedad de Dios no se asemeja a las novedades mundanas, que son todas provisionales, pasan y siempre se busca algo más. La novedad que Dios ofrece a nuestra vida es definitiva, y no sólo en el futuro, cuando estaremos con Él, sino también ahora: Dios está haciendo todo nuevo, el Espíritu Santo nos transforma verdaderamente y quiere transformar, contando con nosotros, el mundo en que vivimos. Abramos la puerta al Espíritu, dejemos que Él nos guíe, dejemos que la acción continua de Dios nos haga hombres y mujeres nuevos, animados por el amor de Dios, que el Espíritu Santo nos concede. Qué hermoso si cada noche, pudiésemos decir: hoy en la escuela, en casa, en el trabajo, guiado por Dios, he realizado un gesto de amor hacia un compañero, mis padres, un anciano. ¡Qué hermoso!

2. Un segundo pensamiento: en la primera lectura Pablo y Bernabé afirman que «hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios» (Hch 14,22). El camino de la Iglesia, también nuestro camino cristiano personal, no es siempre fácil, encontramos dificultades, tribulación. Seguir al Señor, dejar que su Espíritu transforme nuestras zonas de sombra, nuestros comportamientos que no son según Dios, y lave nuestros pecados, es un camino que encuentra muchos obstáculos, fuera de nosotros, en el mundo, y también dentro de nosotros, en el corazón. Pero las dificultades, las tribulaciones, forman parte del camino para llegar a la gloria de Dios, como para Jesús, que ha sido glorificado en la Cruz; las encontraremos siempre en la vida. No desanimarse. Tenemos la fuerza del Espíritu Santo para vencer estas tribulaciones.

3. Y así llego al último punto. Es una invitación que dirijo a los que se van a confirmar y a todos: permaneced estables en el camino de la fe con una firme esperanza en el Señor. Aquí está el secreto de nuestro camino. Él nos da el valor para caminar contra corriente. Lo estáis oyendo, jóvenes: caminar contra corriente.

Esto hace bien al corazón, pero hay que ser valientes para ir contra corriente y Él nos da esta fuerza. No habrá dificultades, tribulaciones, incomprensiones que nos hagan temer si permanecemos unidos a Dios como los sarmientos están unidos a la vid, si no perdemos la amistad con Él, si le abrimos cada vez más nuestra vida. Esto también y sobre todo si nos sentimos pobres, débiles, pecadores, porque Dios fortalece nuestra debilidad, enriquece nuestra pobreza, convierte y perdona nuestro pecado. ¡Es tan misericordioso el Señor! Si acudimos a Él, siempre nos perdona. Confiemos en la acción de Dios.

Con Él podemos hacer cosas grandes y sentiremos el gozo de ser sus discípulos, sus testigos. Apostad por los grandes ideales, por las cosas grandes. Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Hemos de ir siempre más allá, hacia las cosas grandes. Jóvenes, poned en juego vuestra vida por grandes ideales.
Novedad de Dios, tribulaciones en la vida, firmes en el Señor. Queridos amigos, abramos de par en par la puerta de nuestra vida a la novedad de Dios que nos concede el Espíritu Santo, para que nos transforme, nos fortalezca en la tribulación, refuerce nuestra unión con el Señor, nuestro permanecer firmes en Él: ésta es una alegría auténtica. Que así sea.

Antes de concluir esta celebración, quisiera encomendar los confirmados y todos ustedes a la Virgen. La Virgen María nos enseña qué significa vivir en el Espíritu Santo y qué significa recibir la novedad de Dios en nuestra vida. Ella ha concebido a Jesús por obra del Espíritu, y cada cristiano, cada uno de nosotros está llamado a recibir la Palabra de Dios, recibir a Jesús dentro de sí y después a llevarlo a todos.
María ha invocado al Espíritu con los Apóstoles en el Cenáculo: también nosotros, cada vez que nos reunimos en oración, estamos sostenidos por la presencia espiritual de la Madre de Jesús, para recibir el don del Espíritu Santo y tener la fuerza de testimoniar a Jesús resucitado. Esto se los digo de modo particular a ustedes, que hoy han recibido la Confirmación: ¡Que María los ayude a estar atentos a lo que el Señor les pide, y a vivir y caminar siempre según el Espíritu Santo!

Quisiera extender mi saludo afectuoso a todos los peregrinos presentes, venidos de tantos países. Saludo en particular a los chicos que se preparan a la Confirmación, al nutrido grupo guiado por las Religiosas de la Caridad, a los fieles de algunas parroquias polacas y a los de Bisignano, así como a la Katholische akademische Verbindung Capitolina.

Ahora en la luz pascual, fruto del Espíritu, nos dirigimos juntos a la Madre del Señor.
******************************************************************

==Dos jóvenes porteños recibieron el sacramento de la confirmación por parte del Papa Francisco, en una multitudinaria celebración en la plaza San Pedro del Vaticano.
Se trata de Julieta Guzmán de la parroquia Santa Ana del barrio de Villa del Parque, y Gianfranco Carranzana de Nuestra Señora de Caacupé de la Villa 21 de Barracas, según informó el arzobispado porteño.

Los jóvenes viajaron especialmente para participar de la ceremonia, en la cual 44 jóvenes de distintos países recibieron el sacramento de la confirmación.
Participaron también de la celebración el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Eduardo García y el rector de la catedral metropolitana, Alejandro Russo.
También estaba presente el director de Cultos del gobierno de la ciudad, Alfredo Abriani.

Una vez finalizada la ceremonia, Jorge Bergoglio saludó a los argentinos y le comentó al padre Russo que estaba "feliz de haber visto tanta juventud" en la ceremonia. (Télam)

sábado, 27 de abril de 2013

«La búsqueda de Dios es una aventura y un regalazo»

Anne Igartiburu es uno de los rostros más conocidos en la televisión y uno de los íconos de Televisión Española. Presentadora durante años del programa Corazón y hasta ahora de +Gente, esta vasca de 44 años representa el periodismo rosa más limpio y de cara más amable, el más lejano al sensacionalismo.


Su trayectoria profesional, habitual dando las campanada de fin de año, le han hecho también estar bajos los focos. Ha tenido sus idas y venidas pero sin darse cuenta, casi de repente se encontró a Dios de frente y este hecho le cambió la vida.

La adopción que le llevó a Dios

Deseosa de ser madre, Igartiburu comenzó los trámites de adopción en la India. Durante estos años de papeleos y viajes conoció en este país el orfanato de Ankur, llevado por las religiosas de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana. Esta casa está además dirigida por una española, Sor Primi Vela. El contacto con ella le cambió la vida y la mentalidad. Lo demás se lo tenía deparado el mismo Dios.

Finalmente, Noa llegó a su vida, una niña india cuya madrina es además esta religiosa española. Aquí también empezó el camino de Anne. En una entrevista en el programa Últimas Preguntas de TVE la presentadora confesaba que “cada día es una aventura, y sólo espero ser capaz de dar mucho amor y ser generosa”.

Sobre su pequeña, afirmaba: “curiosamente, mi hija me dice que no la he adoptado yo sino que ella me ha adoptado a mí. Quizá te sorprenda pero es ella la que me está marcando los valores. Dios estaba en mi vida pero he llegado cerca de Él gracias a este regalo que me ha hecho y que es esta persona”.

“El camino a Dios, una aventura”

Igartiburu insistía en esta novedad en su vida, en este nuevo sentir. “Es un descubrimiento tan bonito”, aseguraba. “Los valores los marcamos porque van llegando a nosotros. No debemos dejar pasar tener esta espiritualidad, esa búsqueda continua para superar las dificultades cada día”, indicaba de manera convencida.

Preguntada sobre cómo conoció a este Dios hasta entonces desconocido para ella, Anne dijo que “es un descubrimiento para todo el mundo, jóvenes y no jóvenes. Noa llega de un entorno religioso en la India, de las hermanas de la caridad de Santa Ana y yo llegó ahí por afinidad. Pero ese camino hacía Dios, esa búsqueda es una aventura interna y un regalazo”.

Para Igartiburu, que conoció a Dios hace relativamente poco ahora todo “es una celebración, la espiritualidad y la fe son una celebración. Noa llegó así y sólo tengo agradecimiento”.

“Dios es todo”

¿Cómo es esta nueva vida para Anne? Reconoce que “quien no tiene esa espiritualidad vive de otra forma y busca la felicidad de otra manera. En nosotros hay compromiso social y con la comunidad, acudiendo también los domingos a misa como cosas cotidianas”. Pero ella insiste en que “todo es celebración, todo con alegría y con compromiso”.
Sobre esta faceta, la presentadora también se pregunta cómo es Dios. Su respuesta, con total naturalidad, muestra su forma de ser: “Dios es vida, es compromiso, aprendizaje…es todo. Me siento muy pequeña porque cada día hay que aprender”.

La valentía y el conflicto interno de la fe

Por todo ello, se remonta a su pasado. “Vengo de una familia que no era religiosa, para mí ha sido todo búsqueda y el problema de muchos creyentes en que no lo reconocen. También es valentía y conflicto…un conflicto interno porque se te cuestionan muchas cosas, tienes miedo…”. Sin embargo, ahora es muy feliz así pese al circo mediático en el que vive al ser un personaje público de la sociedad española.

Y es por esto que Igartiburu es consciente de su responsabilidad en la sociedad debido a su profesión. Comentaba que ha hablado mucho de este tema con Sor Primi Vela. “No sé si hago lo que tengo que hacer, si esto es coherente con lo que hago en la vida”, le comentó. Anne dijo entonces que la respuesta de la religiosa fue que “quizá sin saberlo eres el referente para otra gente, con tu actitud, con tu forma de ser”. El ejemplo de vida como llamada a los alejados.

Ayuda a los enfermos de Sida en India

Recientemente, Anne Igartiburu ha vuelto a ser madre tras adoptar a un bebé vietnamita. Debido a su vida discreta los medios se enteraron cuando la fotografiaron curiosamente saliendo un domingo de misa junto a sus dos hijas.

Actualmente, la presentadora dedica parte de su tiempo libre y de sus vacaciones para colaborar como voluntaria con las hermanas de Santa Ana y con Manos Unidas. En la India, donde adoptó a su primera hija, ayuda en los orfanatos, en los hospitales donde están los más pobres entre los pobres y también en los centros de enfermos de Sida. ¿Por qué? Ella lo ha dicho, “celebración” por haber encontrado lo que antes no tenía.

El bien se difunde siempre, dice Francisco

La comunidad cristiana debe abrirse al Señor, a la alegría, al testimonio positivo. Si una comunidad no es libre, no es creyente de verdad, se encierra en sí misma y queda dominada por dinámicas negativas.
Lo subrayó el Papa Francisco en su homilía del sábado 27 de abril por la mañana durante la misa que celebró en la capilla de la casa de Santa Marta ante la presencia de un grupo de empleados vaticanos del Servicio de Correo y un grupo de voluntarios del dispensario pediátrico “Santa Marta”.


Entre los concelebrantes se encontraba el Arzobispo Mario Zenari, Nuncio Apostólico en Siria, y Monseñor Dražen Kutleša, Obispo de Poreč i Pula, Croacia.

Su vida comunitaria para defender la verdad - pues creen que defienden la verdad – es la calumnia, el chisme... son comunidades chismosas, hablan en contra, destruyen al otro...
por el contrario la comunidad libre, con la libertad de Dios y del Espíritu Santo seguía adelante, aún en las persecuciones. Y la palabra del Señor se difundía en toda la región.

Es propio de la comunidad del Señor ir adelante, difundirse, así es el bien: ¡se difunde siempre! Con este criterio de Iglesia, en examen de conciencia ¿cómo son nuestras comunidades, las religiosas y las parroquiales? ¿Están abiertas al Espíritu Santo que nos impulsa a difundir la palabra de Dios o cerradas y cargan con tantos mandamientos los hombros de los fieles, como dijo el Señor a los fariseos?



VIDEO: http://www.radiovaticana.va/player/index_fb.asp?language=it&tic=VA_SJIA92GQ












viernes, 26 de abril de 2013

Bebé colombiana sobrevivió a aborto y la llaman "Milagro"

BOGOTÁ, 26 Abr. 13 / 01:05 pm (ACI/EWTN Noticias).- Una bebé que fue dada por muerta en el Hospital General de Barranquilla (Colombia), luego de que su madre se indujera un aborto con fármacos, sorprendió a los médicos mientras la llevaban a la morgue donde despertó.


Según informa la prensa local, la madre de la niña, identificada como Yulieth Patricia Chamorro Martínez, tenía seis meses de gestación cuando fue llevada el 23 de abril de emergencia al hospital, luego de que ingiriera un producto abortivo.

El dictamen médico señaló que la bebé había nacido muerta. En declaraciones a la prensa local, un enfermero que atendió el caso dijo que "su pequeño rostro estaba pálido, no tenía signos vitales, el corazón no le latía al momento de nacer".
Mientras la trasladaban a la morgue, un enfermero se percató de que la bebé "hacía un sonido, pero como iba envuelta en un papel llegué a pensar que era el roce con mis manos el que lo producía, pero el ruido siguió".
Al retirar el papel que recubría el cuerpo de la bebé, "la criatura como que tomó aire, y de una lloró".

"Quedamos asombrados. Había ocurrido un milagro. Por unos segundos nos miramos las caras, pero luego corrimos a la sala de urgencias para salvarla", recordó.
Los especialistas en el hospital trabajaron por una hora para estimular el cuerpo de la bebé y dale calor.

"Poco a poco su rostro fue cogiendo color, fue asombroso ver ese milagro. Dios actuó ante la mirada de todos los que estábamos en esa sala", recordó el enfermero.
La niña fue llamada "Milagro" y remitida a la UCI Neonatal del Hospital Universitario Adelita de Char, donde es supervisada por un Defensor de Familia.

jueves, 25 de abril de 2013

Mary y Concepta, dos comadronas católicas, ponen de rodillas al abortismo británico

Mary Doogan y Concepta Wood son comadronas de la misma estirpe que aquellas que se negaron a obedecer al Faraón que pedía matar a los bebés hebreos (en el libro de Éxodo, salvando la vida de Moisés). Son del mismo temple que Stanislawa Leszcynska, la partera de Auschwitz, que ayudaba a los bebés en pleno corazón de la cultura de la muerte.


Mary y Concepta son comadronas y supervisoras de parteras en Glasgow (Escocia), son católicas y se negaron a tener nada que ver con hacer abortos. Nada.
Ni a dar información al médico sobre las pacientes que abortaban o querían abortar.

Ni a designar personal que se encargara de facilitar materiales para el aborto.

Ni a acompañar a los obstetras en las rondas médicas que tuvieran que ver con un aborto.

Ni a cubrir suplencias que implicaran atender a una mujer que pedía un aborto.

Se acogían a su derecho a la objeción de conciencia recogido en la Ley del Aborto británica de 1967. Se negaron a que el Servicio Nacional de Salud y el Hospital General del Sur de Glasgow les pudiera obligar a realizar esas actividades.

Perdieron el primer juicio, sin rendirse

El Servicio de Salud de Glasgow las llevó a los tribunales, y en febrero la juez Smith determinó que esas actividades "no acaban con el embarazo de una mujer" y que no podían objetar a ellas porque estaban "suficientemente alejadas de la implicación directa". La prensa pro-aborto saludó con alegría el resultado.

Pero ¿quién decide qué es lo "suficientemente lejos"? El debate en la prensa resonó con fuerza. Muchos entendían que ellas se sentían como el conductor de los trenes a Auschwitz: ¡no querían participar, ni siquiera indirectamente!

El abogado de las comadronas lo tenía claro: la "línea divisoria" no la debe poner un burócrata con respecto a significados literales, sino la conciencia del individuo, puesto que se trata de objetar en conciencia a aquello que causa una profunda repugnancia moral.

Victoria en el tribunal de apelaciones

Con estos argumentos (y esgrimiendo unos acuerdos laborales que firmaron en 2007) las comadronas llevaron la sentencia a revisión. Y los tres jueces les dieron la razón, a pesar de que el abogado de las autoridades sanitarias les repitió que dar la razón a estas dos mujeres traería problemas de gestión del aborto "en otros hospitales, no solo de Escocia sino de todo el Reino Unido".

Pero los jueces consideraron que los problemas de gestión no eran asunto suyo, sino que debían proteger un derecho básico, como es la objeción de conciencia. La juez Dorrian afirmó que este derecho existe "porque se reconoce que el proceso del aborto es sentido por muchos como moralmente repugnante" y añadió que el derecho a objetar se extiende "no sólo al acto médico o quirúrgico en sí, sino a todo el proceso de tratamiento dado con ese propósito".

Dos mujeres perseverantes

Así, la señora Doogan, a sus 58 años, y la señora Wood, con 52, ambas con un historial multitudinario de bebés en sus brazos, pusieron de rodillas al sistema abortista en el Reino Unido, por sentirlo "moralmente repugnante" (en palabras de la juez Dorrian), después de muchos meses de soportar una dura campaña mediática contra ellas, acusándolas de "insensibles", "fanáticas" y, sobre todo, de "católicas".
Las dos comadronas emitieron una nota declarándose "encantadas" por haber ganado el juicio.

"Al declarar que toda vida es sagrada desde la concepción a la muerte natural, como comadronas siempre hemos trabajado sabiendo que teníamos dos vidas que cuidar en el parto: una madre, y su hijo por nacer", afirman.

"Este juicio da la bienvenida a la afirmación de los derechos de todas las comadronas de retirarse de cualquier práctica que pueda violar su conciencia, algo que, con el tiempo, impediría a muchas entrar en lo que siempre se consideró una profesión noble y gratificante", declararon.

Un alivio para todos los sanitarios

Paul Tully, del grupo pro vida SPUC, declaró que se trataba de una "tremenda victoria" de las dos mujeres. "Es un gran alivio para todas las parteras, enfermeras y doctores que puedan ser presionados para que supervisasen procedimientos abortivos y que se preguntaban si la ley les permitía rechazarlo", asegura.

El obispo anima a la objeción

Philip Tartaglia, el arzobispo de Glasgow, donde un 30% de la población es católica, también mostró su alegría. "Es una victoria de la libertad de conciencia y del sentido común. Respetar la libertad de conciencia es la marca propia de una sociedad civilizada", aseguró.

"Espero que muchos profesionales de la salud pro-vida cobren coraje a partir de esta sentencia y tengan el valor de expresar sus objeciones cuando les pidan tareas que son moralmente malas y que violan su conciencia", añadió el obispo. "Las comadronas deben ser alabadas por su valentía y determinación al plantarse frente a una petición injusta de su empleador".

miércoles, 24 de abril de 2013

Papa Francisco: "No queremos cristianos dormidos"

Queridos hermanos y hermanas:

Deseo reflexionar sobre tres textos del Evangelio que ayudan a entrar en el misterio de una de las verdades que se profesan en el Credo: que Jesús «de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos». En la parábola de las diez vírgenes, el Esposo que las jóvenes esperan con las lámparas de aceite es el Señor. El tiempo de la espera, es el tiempo que otorga Él antes de su venida final. En la parábola de los talentos, se recuerda que Dios ha concedido unos dones, que se han de emplear y multiplicar, pues a su regreso preguntará cómo se han utilizado.
Queridos jóvenes, ¿han pensado en los talentos que Dios les ha dado? ¿Han pensado cómo ponerlos al servicio de los demás? ¡No entierren estos talentos! La vida no se tiene para guardarla para uno mismo, se tiene para entregarla.
En la parábola del juicio final, se describe la segunda venida del Señor y se advierte que seremos juzgados en la caridad, según lo que hemos amado a los demás, especialmente a los más necesitados. No se conoce ni el día ni la hora del regreso de Cristo; lo que se pide es estar preparados para el encuentro, que significa saber ver los signos de su presencia, tener viva la fe con la oración y con los sacramentos; se trata de ser vigilantes para no dormirnos, para no olvidarnos de Dios.

En la audiencia estaba presente un grupo de peregrinos de Vietnam, en concreto de Ho Chi Minh Ville, que habían venido a Roma con el cardenal Jean-Baptiste Pham Minh Man. Curiosamente el papa Francisco quien besó su anillo como señal de unión con la Iglesia en Vietnam. Lo mismo hizo durante su primer encuentro con cardenales como apoyo y respeto ante la persecución que sufren los cristianos en este país.

la Iglesia no es una organización burocrática, es una historia de amor

Una cosa buena –observa el Papa- pero que puede empujar a hacer “ofertas” para tener “más socios en esta empresa”: “Sin embargo, el camino que Jesús ha querido para su Iglesia es otro: el camino de la dificultad, el camino de la Cruz, el camino de las persecuciones… Y estos nos da que pensar: ¿Qué es esta Iglesia? Esta Iglesia nuestra, porque no parece ser una empresa humana”.


La Iglesia –destaca- es “otra cosa”: no son los discípulos los que hacen la Iglesia, ellos son los enviados, enviados por Jesús. Y Cristo es un enviado del Padre: “Entonces, se ve que la Iglesia comienza allí, en el corazón del Padre, que ha tenido esta idea… No se si tuvo una idea el Padre: el Padre tuvo amor. Y ha comenzado esta historia de amor, esta historia de amor tan larga en el tiempo y que todavía no ha terminado. Nosotros, mujeres y hombres de la Iglesia, estamos en medio de una historia de amor: cada uno de nosotros es un anillo en esta cadena de amor. Y si no entendemos esto, no entendemos nada sobre lo que es la Iglesia”.

La tentación es la de hacer crecer la Iglesia sin recorrer el camino del amor:

“Pero la Iglesia no crece con la fuerza humana; algunos cristianos se equivocaron por razones históricas, se equivocaron de camino, han creado ejércitos, han luchado guerras de religión: esto es otra historia que no tiene nada que ver con esta historia de amor. También nosotros aprendemos sobre esta historia de amor a partir de nuestros errores. ¿Cómo crece? Pues Jesús nos lo dijo con mucha sencillez: como la semilla de mostaza, como la levadura en la harina, sin ruido”.

La Iglesia –recuerda el Papa- crece “desde abajo, lentamente”.

“Y cuando la Iglesia quiere vanagloriarse de su cantidad y crea organizaciones, y oficinas y se convierte en algo más burocrático, la Iglesia pierde su principal sustancia y corre el peligro de transformarse en una ONG. Y la Iglesia no es una ONG. Es una historia de amor… Pero están los del IOR… disculpadme, todo es necesario, las oficinas son necesarias… ¡bien! Todo es necesario hasta un cierto punto: como ayuda a esta historia de amor.

Pero cuando la organización toma el primer lugar, el amor baja y la Iglesia, pobrecilla, se convierte en una ONG. Este no es el camino”.

Un jefe de Estado –reveló- preguntó cómo era de grande el ejército del Papa. La Iglesia –prosiguió- no crece “con los militares”, sino con la fuerza del Espíritu Santo. Porque la Iglesia –repitió- no es una organización: “No: es Madre. Es Madre. Hay muchas madres en esta Misa. ¿Qué pensáis vosotras cuando alguno dice: ‘¿Eres una organizadora de tu casa?’, ‘No: ¡Yo soy la madre!’. Y la Iglesia es Madre. Y nosotros estamos en medio de una historia de amor que va hacia delante con la fuerza del Espíritu Santo. Nosotros, todos juntos, somos una familia en la Iglesia que es nuestra Madre”

El Papa, finalmente, elevó una oración a la Virgen para “que nos dé la gracia de la alegría, de la alegría espiritual de caminar en esta historia de amor”.
© Radio Vaticano

martes, 23 de abril de 2013

La oración del Papa por la liberación de los obispos ortodoxos secuestrado en Siria

"El secuestro de los dos Metropolitana de Aleppo, respectivamente, de la Iglesia Siria Ortodoxa, Mar Gregorios Ibrahim, y la Iglesia greco-ortodoxo de Antioquía, Pablo Yazigi, y matando a su conductor, mientras que la realización de una misión humanitaria, es una confirmación dramática la trágica situación que enfrenta el pueblo de Siria y de sus comunidades cristianas "Esto es lo que dijo en un comunicado el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi, antes de que la noticia de la posible liberación. "El Santo Padre Francis - prosiguió el portavoz del Vaticano - fue informado de esta nueva tumba hecho, que se suma al crecimiento de la violencia en los últimos días y una emergencia humanitaria de grandes proporciones, a raíz de los eventos con la participación de la oración profunda e intensa para el la salud y la liberación de los dos secuestrados y de los obispos, ya que, con el compromiso de todos, el pueblo sirio finalmente verán una respuesta efectiva a la crisis humanitaria y el aumento de las esperanzas reales horizonte de la paz y la reconciliación ".


Texto de la página-Sitio de Radio Vaticano
Los dos arzobispos ortodoxos han sido liberados tras casi 24 horas de secuestro en el norte de Siria.


Según la organización católica de ayuda a Oriente Medio 'L'Oeuvre d'Orient', el metropolita siro ortodoxo de Alepo Yohanna Ibrahim y el metropolita greco-ortodoxo Boulos Yazigi han sido liberados sanos y salvos a las dos de la tarde, hora local de Siria.
El secuestro fue denunciado por autoridades religiosas de todo el mundo, incluido el papa Francisco que pidió oraciones por su liberación y por el fin de la violencia en Siria.

El Papa celebra su santo con cardenales: "Es absurdo querer vivir con Jesús sin la Iglesia"

23 de Abril, 2013. (Romereports.com) El Papa celebró el día de San Jorge, su patrón, con una Misa en la Capilla Paolina junto a los cardenales residentes en Roma. Al comienzo, el cardenal decano Angelo Sodano le felicitó en nombre de todos. La ceremonia duró una hora y el papa Francisco pronunció una breve homilía parecida a las que todas las mañanas dirige en la capilla de la Casa Santa Marta.


PAPA FRANCISCO

“Os agradezco que hayáis querido venir hoy, gracias porque me siento bien acogido por vosotros. Gracias, me siento bien con vosotros, estoy a gusto”.

Sin papeles pero apoyándose en el evangelio del día, comentó cómo la expansión de la Iglesia comenzó con las primeras persecuciones.



PAPA FRANCISCO

“Pero, ¿de quién es esta iniciativa de hablar a los griegos, cosa que no se entendía?, (sólo se hablaba a los judíos): al Espíritu Santo, que empujaba... más, más, siempre más. Pero en Jerusalén algunos cuando oyeron esto se pusieron un poco nerviosos y enviaron una visita apostólica: a Bernabé. Quizá, con un poco de sentido del humor, podemos decir que este sea el inicio teológico de la Congregación para la Doctrina de la Fe”.

El Papa citó de memoria en dos ocasiones a Pablo VI para explicar que para encontrar a Jesús hay que estar en la Iglesia.

PAPA FRANCISCO

“La identidad cristiana no es un carné, la identidad cristiana es la pertenencia a la Iglesia, porque todos estos pertenecían a la Iglesia, a la Iglesia Madre. Porque encontrar a Jesús fuera de la Iglesia no es posible. El gran Pablo VI decía que es una dicotomía absurda querer vivir con Jesús sin la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia, amar a Jesús sin la Iglesia”.

A pesar de hablar sin papeles el Papa siguió un guión centrado en tres ideas: la relación entre la expansión misionera de la Iglesia y la persecución de los cristianos, el papel de la Iglesia como madre y la alegría que siente el apóstol al evangelizar.

Al final, les aconsejó pedir ese fervor apostólico citando a San Ignacio, fundador de los Jesuitas.

PAPA FRANCISCO

“Pidamos al Señor esta fervor apostólico que nos empuja a seguir adelante como hermanos, todos unidos, para transmitir el nombre de Jesús en el seno de la Iglesia que, como decía San Ignacio es jerárquica y católica”.

El día de San Jorge, además del Papa, también celebran su onomástica el hermano de Benedicto XVI, Georg Ratzinger, que está con él en Castel Gandolfo y el prefecto de la Casa Pontificia, Georg Ganswein que concelebró con el papa Francisco en la Capilla Paolina.

lunes, 22 de abril de 2013

EDUARDO VERÁSTEGUI, ENFRENTADO A DOCE MUJERES SIN PIEDAD.

Lunes, 22 de abril de 2013-La reciente entrevista concedida al programa de Intereconomía TV descubrió la personalidad del actor y productor mexicano y la determinación de su entrega a Dios a través de su trabajo profesional.


Destruyen con una gran explosión la iglesia de los capuchinos de Deir Ezzor, en Siria

Es otra víctima de la guerra en Siria y otro golpe a la presencia cristiana en Oriente Medio: una violenta explosión ha destruido por completo la iglesia y el convento de los Frailes Franciscanos Capuchinos en Deir Ezzor, en la Mesopotamia siria.




La noticia llegó a la Agencia Fides a través del padre fray Tony Haddad, Vice-Provincial de los Frailes para el Cercano Oriente, que es el responsable de la presencia capuchina en el Líbano y Siria.



La explosión ocurrió el 15 de abril. “Era la única iglesia en Deir Ezzor que aún permanecía casi intacta”.



No está claro cómo se ha destruido. Según algunos, en la iglesia se habían atrincherado combatientes de la oposición y el ejército regular atacó la iglesia, destruyéndola.



Otros hablan de un coche bomba colocado al lado de la estructura.



El p. Haddad comenta con gran amargura “todo este odio y profanación”. En esa zona - informa - “ya no quedan cristianos”. En los últimos meses, dada la situación crítica, “nuestros dos hermanos frailes que vivían en el monasterio han dejado Deir Ezzor al igual que las
El convento de Deir Ezzor antes de la destrucción

Hermanas de la Madre Teresa y diez ancianos que vivían con nosotros. Ellos eran los últimos cristianos que quedaban. Doy gracias al Señor porque los dos hermanos están sanos y salvos. La iglesia de piedra se podrá reconstruir un día futuro, cuando resurja una primavera de paz en nuestro Oriente Medio”, señala el padre Haddad.

Deir Ezzor es una ciudad en el este de Siria, más allá del Eufrates, entre Palmira y la frontera con Irak. “Nuestra presencia allí se remonta a los años treinta del siglo pasado, pero estamos en Oriente Medio desde hace mucho más tiempo”, explica el padre Tony.
“En casi cuatro siglos de historia, nuestra Vice-Provincia ha sufrido varias destrucciones y persecuciones, pero siempre ha resucitado, con Cristo resucitado”.

Otra comunidad de frailes franciscanos capuchinos aún permanece en el sur de Siria, en Soueida – todavía tranquila por el momento - donde viven dos hermanos.

Según la información de los activistas de la oposición siria, los aviones del ejército parecen haber bombardeado en los últimos días dos iglesias ortodoxas en Deir Ezzor y las familias cristianas han dejado la ciudad por la intensificación de los enfrentamientos entre el ejercito y las fuerzas de la oposición.
La Iglesia Ortodoxa Siria afirma que sus iglesias han sido golpeadas en todas las provincias, en Harasta, Arbin, Zabadani, Deraa, Alepo, Damasco, Raqqa.

Un día como hoy, hace cuarenta años

Radio Vaticana-(RV).-El Padre Lombardi recordó que hoy, como el Papa Francisco mencionó a algunas personas a él cercanas, se conmemora el 40° aniversario de la profesión religiosa solemne en la Compañía de Jesús del entonces Padre Bergoglio, ocurrida el 22 de abril de 1973.
La fecha del 22 de abril es de hecho uno de los días “clásicos” en el que los jesuitas pronuncian sus “últimos votos” al final del largo periodo de su formación religiosa: esto en recuerdo de aquel 22 de abril de 1542 en el que Ignacio de Loyola y sus primeros compañeros pronunciaron en Roma su profesión solemne luego de la aprobación por parte del Papa Pablo III del nuevo Orden que estaba naciendo.

Aquel evento ocurrió en la Basílica de San Pablo, ante la imagen de la Virgen donde el Papa Francisco se detuvo en oración al final de la solemne celebración de “toma de posesión” de la misma Basílica, el pasado domingo 14 de abril.

domingo, 21 de abril de 2013

Primer sacerdote argentino ordenado por el papa Francisco

Alberto López Pantano tiene 40 años, es sanjuanino de la localidad de Albardón y se fue a Roma hace 10 a trabajar como ingeniero. Hoy el papa Francisco lo ordenó sacerdote junto a otros 9 diáconos. El neo presbítero estuvo acompañado por su familia, incluido su hermano sacerdote, y amigos.


“Cuando yo empecé este camino, jamás pensé en la posibilidad de un Papa argentino y menos que me ordenaría, pero los caminos los va a abriendo el Señor. Tengo una alegría serena por el hecho de ordenarme y esa alegría extra que significó que sea el papa Francisco quien encabece la ceremonia. Eso es un regalo más, inesperado desde cualquier punto de vista”, declaró al diario De Cuyo el padre López Pantano.

El sacerdote sanjuanino explicó en su entrevista con el periódico local su vocación adulta, “a diferencia de las vocaciones juveniles, las características de las vocaciones adultas es que son muy ponderadas, muy pensadas, muy maduras. Mi vocación no nació acá en Roma, es algo que siempre estuvo, que llevaba muy adentro. Pero llegó un momento, cuando tuve mayor serenidad, en que pensé: qué voy a ser en mi vida. En Roma estuve dos años consultando, pensando, analizando, hablando con sacerdotes. Es más, yo empecé el seminario y aún seguía trabajando de ingeniero, porque no quería dejar ninguna de las dos cosas”.

El hermano menor del padre Alberto, Sebastían, es sacerdote y en los misteriosos caminos de Dios se han encontrado en Roma. “Sebastián siempre quiso ser sacerdote, pero yo opté por otra vía. Al final nos hemos encontrado en ese camino y curiosamente el arzobispado de San Juan lo mandó a estudiar justo a Roma, así que estamos cerca”.

Respecto a su destino sacerdotal, pertenece al clero romano, el nuevo sacerdote todavía no lo sabe con certeza “Es algo que aún no lo sé. Ahora estoy en una iglesia llamada Sant’Emerenziana. Desde hace un año que soy diácono, pero desconozco si seguiré allí, todo dependerá de las necesidades de la diócesis”.+

En Chile, un periodista es ordenado sacerdote

Santiago (Sábado, 20-04-2013) El periodista y ahora padre Felipe Herrera, ordenado sacerdote a sus 36 años en Santiago de Chile el pasado 13 de abril, tiene una gran noticia qué contar: Dios le regaló "la gracia para dejar el atractivo mundo de la televisión para sumergirme en el corazón de Dios que late en la Iglesia", relató a la agencia ACI.
Los siete nuevos sacerdotes de Santiago de Chile se postran durante su ordenación, presidida por el Arzobispo Mons. Ricardo Ezzati. Foto: Conferencia Episcopal de Chile.

Según el nuevo presbítero, la historia de sus sacerdocio tiene inicios temprano. Muy joven, descubrió "el llamado de Dios desde los 15 años (...) y a través de su Palabra y en la intimidad de la oración, me permitió reconocerlo en mis hermanos y hermanas más necesitados de su misericordia". El P. Herrera es el menor de tres hermanos, y participó en la parroquia La transfiguración del Señor, en la Zona Cordillera. Tras obtener el título de Periodista trabajó varios años en el Canal 13 de Chile e ingresó finalmente al Seminario.

"El dedicarme como periodista a anunciar noticias me ayudó a darme cuenta de que en el Evangelio tenía la mejor noticia para el mundo, y que Dios me había preparado para eso", expresó el sacerdote. En las palabras de agradecimiento en la Eucaristía de su ordenación, el P. Herrera destacó que el don del sacerdocio es "un carisma que nos permitirá servir como otros Cristos al Pueblo de Dios y a toda la humanidad", y construir "puentes de encuentro" entre Dios y los hombres para que tengan abundancia de vida.

En esta vocación más elevada, su experiencia profesional puede enriquecer sus posibilidades pastorales. "Quiero proclamar la Palabra de Dios a tiempo y a destiempo, y veo en los medios la herramienta idónea para cumplir ese anhelo y ganar corazones para Él", comentó a ACI el sacerdote. Pero, a diferencia de lo que se puede llegar a ambicionar desde la perspectiva humana, la comunicación del Evangelio no busca la fama ni la influencia personales. Los nuevos sacerdotes, afirmó, "no viviremos de los privilegios de un rol social, sino que según el Evangelio, nos gozaremos en el gran privilegio del servicio a los demás".

La Eucaristía de su ordenación y la de otros seis sacerdotes fue presidida por Mons. Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago y concelebrada por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz; Mons. Cristián Contreras Villarroel y Mons, Pedro Ossandón, Obispos auxiliares de Santiago; y por el Obispo Castrense, Mons. Juan Barros.

Las palabras de agradecimiento del P. Herrera en nombre propio y de sus compañeros sacerdotes culminaron en una oración a Dios. "Con Cristo, por Él y en él, queremos hacernos pan partido, ofrenda permanente en la cultura actual y entregarnos al servicio de la santificación y de la promoción integral de cada hombre y cada mujer, para alabanza de Tu gloria".

Con información de ACI y Conferencia Episcopal de Chile.

La historia de Guille

Virginia Pérez-Orive tiene alma de deportista. Viendo su natural sencillo, dulce y alegre, y su apariencia frágil nadie lo diría, pero es plusmarquista en salto de dificultades: mujer, esposa, madre de cuatro hijos pequeños y abogada. Ha vivido en Nueva York, Bélgica y Hong Kong, y ha luchado, junto con su marido, por sacar adelante a sus hijos, en especial a Guille que nació con una seria malformación. Como todo atleta, Virginia guarda un método infalible, un elixir que le da la fuerza para superar con alegría los problemas.


http://www.opusdei.es/art.php?p=52609

"Presbíteros: sean pastores y no funcionarios"

Ciudad del Vaticano, 21 de abril de 2013 


Hoy, Domingo del Buen Pastor, en que la Iglesia celebra la 50 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el santo padre Francisco confirió el Orden Sagrado a diez diáconos pertenecientes a la Diócesis de Roma, de donde él también es el obispo.

A continuación el texto íntegro de la homilía pronunciada por Francisco.

Queridísimos hermanos y hermanas:

Estos hermanos e hijos nuestros han sido llamados al orden del presbiterado. Reflexionemos atentamente a cuál ministerio serán elevados en la Iglesia. Como bien saben, el Señor Jesús es el único Sumo Sacerdote del Nuevo Testamento, pero en Él también todo el pueblo santo de Dios ha sido constituido pueblo sacerdotal. Sin embargo, entre todos sus discípulos, el Señor Jesús quiere elegir algunos en particular para que, ejerciendo públicamente en la Iglesia en su nombre, el oficio sacerdotal en favor de todos los hombres, continúen su personal misión de maestro, sacerdote y pastor.
Así como en efecto, para ello Él había sido enviado por el Padre, del mismo modo Él envió a su vez al mundo, primero a los apóstoles y luego a los obispos y sus sucesores, a los cuales, finalmente, se les dio como colaboradores a los presbíteros, que -unidos a ellos en el ministerio sacerdotal-, están llamados al servicio del pueblo de Dios.

Después de una madura reflexión y oración, ahora estamos por elevar al orden de los presbíteros a estos hermanos nuestros, para que al servicio de Cristo, Maestro, Sacerdote y Pastor, cooperen en la edificación del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia como pueblo de Dios y Templo Santo del Espíritu Santo. En efecto, ellos serán configurados en Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, es decir que serán consagrados como verdaderos sacerdotes del Nuevo Testamento y con este título, que los une en el sacerdocio a su obispo, serán predicadores del evangelio, pastores del Pueblo de Dios y presidirán las acciones de culto, especialmente en la celebración del sacrificio del Señor.

En cuanto a ustedes, hermanos e hijos amadísimos, que están por ser promovidos al orden del presbiterado, consideren que ejerciendo el ministerio de la Sagrada Doctrina serán partícipes de la misión de Cristo, único Maestro. Dispensen a todos aquella Palabra de Dios que ustedes mismos han recibido con alegría.
Recuerden a sus madres, a sus abuelitas, a sus catequistas, que les dieron la Palabra de Dios, la fe... ¡el don de la fe! Que les transmitieron este don de la fe.

Lean y mediten asiduamente la Palabra del Señor, para creer aquello que han leído, para enseñar lo que aprendieron en la fe, y para vivir lo que han enseñado. Recuerden también que la Palabra de Dios no es propiedad de ustedes: es Palabra de Dios. Y la Iglesia es la que custodia la Palabra de Dios. Por lo tanto, que su doctrina sea alimento para el Pueblo de Dios; alegría y sostén para los fieles de Cristo, el perfume de sus vidas, por que con su palabra y ejemplo edifican la casa de Dios, que es la Iglesia.

Ustedes continuarán la obra santificadora de Cristo. Mediante su ministerio, el sacrificio espiritual de los fieles se hace perfecto, porque se une al sacrificio de Cristo, que por medio de sus manos, en nombre de toda la Iglesia, es ofrecido de modo incruento sobre el altar en la celebración de los santos misterios. Reconozcan pues lo que hacen, imiten lo que celebren, para que participando en el misterio de la muerte y resurrección del Señor, lleven la muerte de Cristo en su cuerpo y caminen con Él en la novedad de la vida.

Con el Bautismo agregarán nuevos fieles al Pueblo de Dios. Con el Sacramento de la Penitencia redimirán los pecados en nombre de Cristo y de la Iglesia.
Y hoy les pido en nombre de Cristo y de la Iglesia: por favor, no se cansen de ser misericordiosos. Con el óleo santo darán alivio a los enfermos y a los ancianos: no se avergüencen de tener ternura con los ancianos. Celebrando los ritos sagrados, y elevando oraciones de alabanza y súplica durante las distintas horas del día, ustedes se harán voz del Pueblo de Dios y de la humanidad entera.

Conscientes de haber sido elegidos entre los hombres y constituidos en su favor para cuidar las cosas de Dios, ejerzan con alegría y caridad sincera la obra sacerdotal de Cristo, con el único anhelo de gustar a Dios y a no a ustedes mismos.

Sean pastores, no funcionarios. Sean mediadores, no intermediarios. En fin, participando en la misión de Cristo, Cabeza y Pastor, en comunión filial con su obispo, comprométanse en unir a sus fieles en una única familia, para conducirlos a Dios Padre por medio de Cristo en el Espíritu Santo. Tengan siempre ante sus ojos el ejemplo del Buen Pastor, que no ha venido para ser servido, sino para servir y para tratar de salvar lo que estaba perdido.

Traducción de ZENIT con los servicios de Radio Vaticano

*Los neo-presbiteros son:  un grupo de diez diáconos, seis italianos, dos de la India, uno de Croacia y un argentino, Alberto López Pantano, sanjuanino de 40 años.

sábado, 20 de abril de 2013

Buenos Aires ya tiene nuevo Arzobispo, sucesor del Papa Francisco

BUENOS AIRES, 20 Abr. 13 / 05:45 pm (ACI/EWTN Noticias).- El nuevo Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), Mons. Mario Poli presidió hoy su Misa de instalación en la Catedral de la ciudad, frente a miles de fieles congregados en la Plaza de Mayo, en la capital de Argentina.

La sede de Buenos Aires quedó vacante tras la elección de su Arzobispo, el ex Cardenal Jorge Mario Bergoglio, como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, el pasado 13 de marzo.

La multitudinaria celebración, que se vivió en un ambiente de fiesta, comenzó al interior de la Catedral de Buenos Aires, donde Mons. Poli fue recibido por Obispos, sacerdotes, diáconos y seminaristas de la arquidiócesis. Mons. Joaquín Sucunza, vicario general, le presentó el crucifijo, el cual el Prelado besó.

El nuevo Arzobispo de Buenos Aires recibió la llave de la Catedral y visitó el Santísimo Sacramento en su interior, para luego iniciar la procesión hacia el frontis del templo, donde se celebró la Eucaristía.
El Nuncio Apostólico en Argentina, Mons. Emil Paul Tscherrig, pidió a Mons. Poli, en su mensaje inicial, que “enseñe y cuide al pueblo de Dios, mostrándose como ejemplo de caridad y del sumo y eterno pastor de nuestras almas”.

Mons. Tscherrig también saludó a Mons. Poli en representación del Papa Francisco, quien “nos acompaña desde Roma”.

Instantes después, el Nuncio Apostólico entregó al canciller de la curia arquidiocesana, Mons. Fernando Risotto, la bula en la que el Papa Francisco autoriza a Mons. Poli a “tomar posesión de esta sede arzobispal de Buenos Aires”.
El momento culmen llegó cuando el nuevo Arzobispo de Buenos Aires se sentó, en medio del repique de campanas, en la “cátedra arzobispal”, el sillón desde el que preside las celebraciones el Arzobispo, que por única vez se trasladó desde el interior de la Catedral bonaerense hasta el altar levantado frente a la Plaza de Mayo.

A su turno, Mons. Sucunza transmitió a Mons. Poli el saludo de los Obispos, sacerdotes, laicos y “con especial énfasis” de los enfermos, de quienes sufren y de quienes están detenidos en las cárceles, y que ofrecieron sus oraciones y sufrimientos por el ministerio del nuevo Arzobispo de Buenos Aires.

Mons. Poli también recibió la expresión de comunión final de los sacerdotes Emilio Riamonde y Mariano Rodríguez, los religiosos Emilio Andrada y Eduardo Rozas, las religiosas Leonor y Cecilia, la consagrada Karina Ledesma, los laicos Javier Castello, Ramona Mantilla y César Mele, los jóvenes Tomás Persino y Rocío Santa Cruz, y los niños Tomás Koch y Julieta Calebibich.

A la ceremonia también asistió el vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, en representación de la presidenta Cristina Fernández, junto al jefe del gabinete ministerial, Juan Manuel Abal Medina, los ministros del Interior, Desarrollo Social, el secretario de Culto y el presidente de la Cámara de Diputados, entre otros.

También partició en la Misa de instalación del Arzobispo de Buenos Aires el jefe del gobierno de la ciudad, Mauricio Macri,, y otras autoridades de la ciudad.  
Al asumir hoy como nuevo Arzobispo de Buenos Aires y sucesor del ex Cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, Mons. Mario Aurelio Poli, pidió a Dios que “no me falte en este servicio el amor a los pobres, sufrientes y excluidos”.

Mons. Poli pidió que no le falten estas preocupaciones a ejemplo de “nuestro patrono, el obispo San Martín de Tours, quien supo remover de su corazón toda indiferencia; y de Santa Rosa de Lima quien me acompañó en estos años”.

El nuevo Arzobispo de Buenos Aires, frente a la multitud congregada en la Plaza de Mayo, al pie de la Catedral de la ciudad, aseguró a los fieles que “cuando entramos por la puerta de la fe, nadie ni nada puede arrebatarnos de las manos de Cristo y de las manos del Padre”.

Mons. Poli también pidió a los sacerdotes de la Arquidiócesis llevar “con alegría este bendito oficio de servir con amor pastoral” e invitó a “renovar el entusiasmo por darlo a conocer a nuestro pueblo, para que conociéndolo puedan amarlo y servirlo”.

"El estilo cercano del Buen Pastor nos señala el camino y el modo de ser pastores”, subrayó.

El Arzobispo bonaerense recordó que “Dios, el Supremo Pastor de las ovejas ha prometido darnos pastores según su corazón. Esa promesa se realiza plenamente en Jesús el Buen Pastor. En su divina pasión se ha manifestado el amor misericordioso que brota de su corazón traspasado”.
“La caridad pastoral es aquella virtud cordial con la que nosotros pastores imitamos a Cristo en su entrega de sí mismo y en su servicio a los hombres. La caridad pastoral determina nuestro modo de ser pastores hoy, de pensar y de actuar, nuestra presencia de estar y caminar con la gente, y hasta nuestra oración e intercesión, para que nuestro gozo sea hablar a Dios de los hombres y a los hombres de Dios”, señaló.

Mons. Poli dijo que “esa cercanía que nos pone en la insustituible relación persona a persona, nos permite anunciar que ‘Cristo murió por todos, y que la vocación suprema del hombre en realidad es una sola, es decir, la divina’”.

“Al celebrar la figura del Buen Pastor en el comienzo de este nuevo servicio pastoral que me pide la Iglesia, recibo un gran consuelo y no puedo dejar de ver un signo de la Providencia que nos guía hacia un rumbo luminoso y esperanzador, para que, pastores y pueblo fiel hagamos juntos el camino de la evangelización”, indicó.

El Arzobispo de Buenos Aires dijo que “con la elección del Papa Francisco, se nos ha contagiado la alegría de tener un argentino –tan cercano y querido-, en la Cátedra del Apóstol Pedro, y vimos cómo muchos compatriotas han renovado el gozo de pertenecer a la Iglesia”.

“Al mismo tiempo, el Señor nos interpela a profundizar nuestro compromiso de discípulos y misioneros, para ofrecer la riqueza del Evangelio a los que viven, trabajan y pasan por nuestra Ciudad, de tal manera que conozcan a Dios Padre y sus dones de justicia, amor y paz”, señaló.

“Invoco la presencia y protección amorosa de la Madre del Pastor de los pastores, y le ruego que camine con nosotros; que Ella sea en el firmamento de la Ciudad de Buenos Aires ‘estrella de la Evangelización siempre renovada’”, concluyó.

El Papa Francisco remitió un mensaje al nuevo Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), Mons. Mario Poli, con ocasión de su Misa de instalación en la sede catedralicia de la capital argentina.


En su mensaje, el Santo Padre, que fue el predecesor de Mons. Poli como Arzobispo de Buenos Aires antes de ser elegido Papa, entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio, le expresó que “por medio de estas líneas quiero hacerme cercano a vos y a la Iglesia de Buenos Aires”.

En su carta, que fue leída hoy por Mons. Joaquín Sucunza, administrador diocesano durante la sede vacante en la Arquidiócesis de Buenos Aires, el Papa aseguró que con ocasión de esa celebración, que reunió a miles en la Plaza de Mayo, “estaré espiritualmente entre ustedes”.
“Te deseo un ministerio paternal y fecundo, y así lo pido al Señor”, expresó el Papa.
El Santo Padre le aseguró a Mons. Poli que “el pueblo fiel de Dios porteño (obispos, presbíteros, consagrados, consagradas, laicos) es querible… no te costará trabajo llevarlo en tu corazón”.
“Este pueblo fiel es lo que más extraño desde esta nueva diócesis”, aseguró.

Francisco aseguró al nuevo Arzobispo de Buenos Aires que “te acompaño con la oración y el afecto de padre y de hermano”.
“Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Y te pido que reces y hagas rezar por mí. Un abrazo”, concluyó.

viernes, 19 de abril de 2013

Ayuda médica a madres con SIDA, para que no lo transmitan a su bebé

Ayuda médica a madres con SIDA, para que no lo transmitan a su bebé

La Palabra de Dios hay que entenderla con el corazón más que con la cabeza

La conversión de San Pablo y el discurso de Jesús en la Sinagoga de Cafarnaúm son las lecturas bíblicas que centraron la homilía del Papa Francisco hoy, durante la misa mañanera en la Domus Santa Marta. El Papa se refirió a un Jesús que habla: habla a Saulo que le persigue, habla a Ananías, llamado a acoger a Saulo, y habla también a los doctores de la Ley, diciéndoles que quien no come su carne y no bebe su sangre no se salvará.


La voz de Jesús, afirmó el Papa, “pasa por nuestra mente y va al corazón. Porque Jesús busca nuestra conversión”. Pablo y Ananías responden con perplejidad, pero con el corazón abierto. Los doctores de la Ley de otra manera, discutiendo entre ellos y contestan duramente a las palabras de Jesús.

“Pablo y Ananías responden como los grandes de la historia de la salvación, como Jeremías, Isaías. También Moisés tuvo sus dificultades: ‘Pero Señor, yo no sé hablar, cómo iré a los egipcios a decir esto?’. Y María: ‘Pero, Señor, ¡yo no estoy casada!’. Es la respuesta de la humildad, de quien acoge la Palabra de Dios con corazón. En cambio, los doctores responden sólo con la cabeza. No saben que la Palabra de Dios va al corazón, no saben de conversión”.

El Papa explica quiénes son los que responden sólo con la cabeza:

“Son los grandes teólogos. La Palabra de Jesús va al corazón porque es la Palabra de amor, es palabra hermosa y trae el amor, nos hace amar. Estos cortan el camino del amor: los ideólogos. Y también la de la belleza. Y se pusieron a discutir ásperamente entre ellos: ‘¿Cómo puede este darnos a comer su carne?’. ¡Todo un problema de intelecto! Y cuando entra la ideología en la Iglesia, cuando entra la ideología en la inteligencia del Evangelio, no se entiende nada”.

Son los que caminan sólo “sobre la vía del deber”: es el moralismo de cuantos pretenden realizar del Evangelio sólo lo que entienden con la cabeza. No están “en la vía de la conversión a la que nos invita Jesús”:

“Y estos, en la vía del deber, cargan todo sobre los hombros de los fieles. Los ideólogos falsifican el Evangelio. Toda interpretación ideológica, venga de donde venga – de una parte y de otra – es una falsificación del Evangelio. Y estos ideólogos – lo hemos visto en la historia de la Iglesia – acaban por ser, se convierten en intelectuales sin talento, exticistas sin bondad. Y de belleza no hablemos, porque no entienden nada”.

“En cambio, el camino del amor, la vía del Evangelio – recuerda el Papa – es sencilla: esta es la vía que han comprendido los Santos”:

“¡Los Santos son los que llevan adelante la Iglesia! El camino de la conversión, el camino de la humildad, del amor, del corazón, el camino de la belleza… ¡Oremos hoy al Señor por la Iglesia: que el Señor la libre de toda interpretación ideológica y abra el corazón de la Iglesia, de nuestra Madre Iglesia, al Evangelio sencillo, a ese Evangelio puro que nos habla de amor, que trae el amor y es tan hermoso! Y también nos hace hermosos a nosotros, con la belleza de la santidad. ¡Oremos hoy por la Iglesia!”.

Texto procedente de la página http://it.radiovaticana.va/news/2013/04/19/papa_francesco:_accogliere_la_parola_di_dio_con_cuore_umile,_l/it1-684369

© Radio Vaticana