viernes, 27 de febrero de 2015

Francisco regresa a Roma tras sus ejercicios espirituales


Esta mañana el Papa Francisco volvió al Vaticano luego de vivir una semana de Ejercicios Espirituales, junto a muchos de sus colaboradores de la Curia Romana, escuchando las meditaciones del religioso carmelita, padre Bruno Secondin. Antes de partir, el Pontífice dirigió unas palabras a los presentes y agradeció al padre carmelitano por la labor realizada en estos días:
“A nombre de todos, también mío, quiero agradecer al padre, su trabajo entre nosotros, por nuestros ejercicios. No es fácil dar ejercicios a los sacerdotes. Somos un poco complicados todos, pero usted ha logrado sembrar. Que el Señor haga crecer estas semillas que usted nos ha dado y también espero y deseo a todos que podamos salir de aquí con un pedacito del manto de Elías, en la mano y en el corazón. ¡Gracias padre!”
AUDIO: http://es.radiovaticana.va/news/2015/02/27/llevar_en_el_coraz%C3%B3n_un_pedazo_del_manto_de_el%C3%ADas,__el_papa_/1126091

miércoles, 25 de febrero de 2015

El Papa y la Curia continúan sus ejercicios espirituales

El papa Francisco y los miembros de la Curia Romana continúan sus ejercicios espirituales de Cuaresma en la Casa Divino Maestro, ubicada en la localidad italiana de Ariccia, a 40 kilómetros de Roma. En la segunda jornada de este retiro el padre carmelita Bruno Secondin, a cargo de las predicaciones, propuso una lectura pastoral del profeta Elías sobre el tema “Servidores y profetas del Dios viviente”. 

La recomendación de estar en la “escuela de la misericordia”, como Elías y su ejemplo de llevar una vida de periferia, fue el centro de la primera meditación de este lunes, después de la celebración eucarística sobre el tema: “Ve al Oriente, escóndete: regresa a tus raíces” 

El predicador, señala Radio Vaticana, reflexionó sobre el primer libro de los Reyes y sobre esto sugirió algunas preguntas para el examen de consciencia personal. Con la recomendación de “meditar la palabra de Dios” y encontrar en ella una “grande riqueza”, dijo que es necesario hacerse discípulos, dejándose plasmar y no distrayéndose. De este modo se podrá vivir la experiencia del retiro como una sinfonía, una verdadera inmersión”, como para ser “involucrados y absorbidos por la propuesta de la Escritura". 

Padre Secondin pidió además, no seguir la meditación con un orden cronológico, sino proceder como hace la Escritura, es decir “por los grandes escenarios”, proponiendo “una lectura pastoral y sapiencial” de la historia de Elías. Es un cara a cara con un profeta que “camina y no tiene una sede estable”: un hombre que “se mueve para hacer” y en este sentido, un “buen compañero de viaje” en tantas experiencias de purificación personal. 

Prosiguiendo con la lectura de Elías, el predicador resaltó “la geografía”, en la cual actúa el profeta: él, combate diferentes frentes, y se mueve hacia los centros del poder, pero sobre todo hacia las periferias. Porque Elías nos lleva a “las periferias y las fronteras geográficas y existenciales”, haciendo frente también a programas más interiores”. No va olvidada, añadió, “la fragilidad y la vulnerabilidad” de Elías. 

El padre Secondin remarcó que para comprender plenamente la misión del profeta, se necesita tener en cuenta el contexto histórico. Y por eso está considerado su ser originario de una “zona periférica, con una religiosidad tradicional y de menor bienestar”. Su “rabia”, su fuerte reacción, explicó el predicador, nacen de la constatación de la “depravación religiosa y social” creados por los nuevos escenarios introducidos en Israel en los sistemas de comercio, de defensa militar, pero también en el campo de la agricultura. Novedad que han producido bienestar y algún “vértigo” de más. Y aquí también se añade la llegada de nuevos personajes que terminan por aturdir al pueblo. 

Ante esta situación de “progresiva depravación y de pérdida de identidad moral y religiosa”, el Dios viviente –que no es un “simulacro”- termina por ser considerado bueno, sólo para la gente “atrasada”. Por esto la dura reacción de Elías, que amenaza al pueblo, sin ser enviado por Dios. 

Entonces Dios se hace sentir, diciendo a Elías que se vaya. La realidad, recordó Padre Secondin, es que “Elías no sustituye a Dios pero debe ser conducido por su palabra”, debe “escuchar, obedecer” y “dejar que Dios sea el único Dios”. Le pide “tomar distancia, ir a contracorriente, vivir en solitud”, para purificarse, “reencontrar la propias raíces” y tomar “las razones de la propia fidelidad”. 
El predicador explicó que “Elías, actuando a su manera, termina en problemas”, pero sus aventuras son auténticas cuando la palabra de Dios lo guía. Y también el encuentro con la viuda de Saripta nos recuerda, que “también los pobres nos evangelizan”. 

El objetivo es “hacer del amor de Dios el centro de la propia existencia”, sin buscar hacer precipitadamente las cosas”, queriendo ir por el resultado inmediato: cuenta el fiarse de Dios. 

Concluyendo, el predicador, propuso algunas preguntas que surgen de la actitud de Elías: ¿Perdí la paciencia en algún momento?, ¿hablé claro o por las espaldas, murmurando y alimentando habladurías?, ¿Conozco la vida de la periferia o me gusta estar en el centro de las atenciones y en los honores? Además de otras preguntas, el predicador pidió estar atentos ante el hecho de las religiones sincretistas, que pretenden juntar un poco de todo.+

Cuaresma y Semana Santa 2015

Vídeos, audios y textos del Papa Francisco, San Josemaría y el prelado del Opus Dei para vivir la Cuaresma y preparar la Semana Santa.​

Opus Dei - Cuaresma y Semana Santa 2015

VÍDEOS
Vídeo breve de San Josemaría: Mirar al crucifijo
Acordarse de Dios en el trabajo no siempre es fácil. Un pequeño crucifijo sobre la mesa puede ayudar a dirigir el pensamiento al Señor mientras continuamos con nuestras tareas. Así lo hacía san Josemaría.
Vídeo breve de San Josemaría: Alegría y dolor
Ante un revés en la vida, san Josemaría aconseja recuperar la serenidad en la oración. "En cuanto aceptes la voluntad de Dios, el dolor no es dolor, porque esa cruz la lleva Él".
Algunas preguntas sobre la Cuaresma y la Semana Santa

VER MAS: http://opusdei.es/es-es/article/cuaresma-y-semana-santa-2015/

martes, 24 de febrero de 2015

Tiene 11 años, padece cáncer, quería ver a Francisco, lo consiguió... ¿y vio también al Padre Pío?

El día más feliz en la corta vida de Grace West fue el17 de diciembre de 2014, cuando se hizo realidad su deseo de conocer al Papa Francisco.

Y el día más triste, cuando el mes de noviembre anterior, con tan sólo once años, le fue diagnosticado un neuroblastoma de grado 4, un cáncer del tejido nervioso que a su edad y con su evolución ofrece perspectivas muy preocupantes. La pequeña empezó enseguida a recibir quimioterapia.

Entre una fecha y otra medió la intervención de laMake-a-Wish Foundation [Fundación Pide-un-Deseo], que intenta hacer felices a los niños con enfermedades que ponen en riesgo su vidaconcediéndoles alguno de sus sueños. Viajar a Disneylandia, conocer personajes infantiles famosos o tener alguna mascota figuran entre las peticiones más comunes, pero Grace tenía otros planes.

Rezando rosarios por Grace
Vive en una familia católica y devota, que forma con sus padres, Don y Sharon, y su hermano Joe, los cuatro muy implicados en la vida de su parroquia. En cuanto supo de la grave patología se entregaron a la oración, en particular al rezo del rosario. Y con total entrega a la voluntad de Dios. Muchas personas le han preguntado a Sharon si no está enfadada con Él. "Nuestra respuesta es que la fe nos permitirá pasar por esto, será lo que nos ayude, es lo que ya nos está ayudando", responde la madre.

Y no sólo a ellos. Las iniciativas de oración por ella de otros fieles de la parroquia de San Roberto Belarmino en Freehold (Nueva Jersey, Estados Unidos) han repercutido en bien de todos: "El hecho de que la familia acuda a la fe, y de que Grace hable de su fe como una fuente de su fortaleza, ha tenido un impacto en otras familias. Este tipo de respuesta de fe es una fuente de inspiración para muchos", afirma su párroco, Sam Siranni, a National Catholic Register.



Con su mano en la mano del Papa

A Grace, de Francisco le gusta sobre todo la humildad: "Es una persona del pueblo y con los pies en el suelo. Es cariñoso y acogedor, una gran persona a quien admirar. ¡Realmente me gusta el Papa Francisco!", dice la niña.

Make-a-Wish, siguiendo el protocolo habitual (no es el primer caso), consiguió dos plazas de primera fila para estar cerca de él en la audiencia general del miércoles del 17 de diciembre, una para ella y otra para su hermano Joe. Era el cumpleaños de Francisco, con miles de tanguistas en la Plaza de San Pedro, en un ambiente lucido y festivo, y los niños estaban excitados: "Fue increíble estar tan cerca. Le había visto en televisión, ¡y ahora iba a verle en persona! Se acercó donde las sillas de ruedas y los enfermos, y luego a nuestra fila. ¡Estaba nerviosísima!", recuerda Grace.

"Me tocó en la frente y me bendijo, y le dio la mano a mi hermano. Le di una tarjeta de felicitación con una nota personal y un dibujo. Fue mágico, fue tan hermoso... La gente a nuestro alrededor era tan amable... Y mientras él hablaba con un señor, sostuvo mi mano todo el tiempo. Fue maravilloso".

Un milagro para la canonización
Los West son muy devotos de la Beata Miriam Teresa Demjanovich (1901-1927), religiosa hermana de la caridad nacida en Nueva Jersey y beatificada en octubre del año pasado. Han ofrecido a su intercesión la vida de Grace, con el deseo de que sea ése el milagro que precisa para la canonización.


La hermana Miriam Teresa Demjanovich, beatificada semanas antes de que a Grace le diagnosticaran el cáncer. Ella y su familia, devotos de su paisana, confían en que por su intercesión se obre un milagro.

Pero puede que, si se produce ese milagro, no sea el primero en la vida de esta niña.

¿Un fraile cualquiera?
Cuando concluyeron su visita a Roma, la familia West se desplazó hasta San Giovanni Rotondo para visitar la tumba de San Pío de Pietrelcina. Y allí sucedió algo que Grace contó a Thomas L. McDonald, del National Catholic Register, pero -como él señala en Patheos para realzar la verosimilitud del relato- sin darle importancia y sólo cuando el periodista le preguntó por el Padre Pío. Esto dijo Grace:

"Acudimos a ver su tumba, y fue muy bonito. Cuando lo miras, parece que estás viendo una postal o un salvapantallas. Fuimos a la tienda de recuerdos, donde compré algunas cuentas de rosario. Mi padre y yo volvismo a la tumba para tocar el cristal con ellas y rezar un poco.Una señora nos paró y nos dio una estampita con una oración en italiano. Nos dijo que teníamos que decir la oración en la tumba, en italiano.


Desde el último banco de la estancia vacía, un fraile igual que el Padre Pío se acercó, pasó entre ellos y puso su mano sobre la tumba.

"La primera vez que estuvimos en la tumba había colas con un montón de gente. Cuando volvimos para rezar la oración en italiano, no había nadie. Estaba completamente vacío,salvo un hombre en el último banco, cerca de la puerta. Subimos y tocamos el cristal con las manos. Vi a mi padre abrir su diccionario y sacar la oración que nos dio la señora. Estábamos intentando decirla en italiano, cuando de pronto el hombre que estaba detrás vino hasta nosotros, era exactamente igual que el Padre Pío. Tenía el hábito, la barba, las sandalias. Le miré, intentando que no se notase. El Padre Pío era un hombre alto, y éste era de la misma estatura. Paso entre mi padre y yo y puso su mano sobre la tumba, en el cristal que había entre nosotros. Todavía seguía allí cuando nos fuimos. Fue una locura. No estoy exagerando. Era exactamente igual que él".



Con el Padre Pío nada sorprende

"Quiero dejar claro que ellos no dicen que hayan visto una aparición del Padre Pío", subraya McDonald, "sólo cuentan la historia". Pero él sí añade que lo que con otros santos es excepcional, con el santo de los estigmas no es nada infrecuente, y son numerosas las personas creíbles que, en circunstancias muy especiales, han afirmado haberle visto, o al menos a alguien igual a él de quien luego nadie sabe dar razón. (El libro de José María Zavala Padre Pío. Milagros desconocidos del santo de los estigmas recoge diversas experiencias en este sentido.)

¿Fue el caso de Grace? Si un santo es capaz de sorprender así, es el Padre Pío. Capaz también de hacer desaparecer un cáncer, como le piden a él, a la Beata Miriam Teresa Demjianovich y la Virgen María los que rezan por ella en Nueva Jersey y allí donde se conoce su historia.

lunes, 23 de febrero de 2015

En el silencio te habla Dios San Benito (Documental Catolico)

Ejercicios espirituales de la Curia Romana


(RV).- El Papa Francisco acompañado por la curia romana empezó la segunda jornada de ejercicios espirituales, en la localidad de Ariccia, dirigidos por el Padre Bruno Secondin, que propone una lectura pastoral del profeta Elías sobre el tema “Servidores y profetas del Dios viviente”.
La recomendación de estar en la “escuela de la misericordia”, como Elías y su ejemplo de llevar una vida de periferia, fue el centro de la primera meditación de este lunes, después de la celebración eucarística sobre el tema: “Ve al Oriente, escóndete: regresa a tus raíces”
El predicador reflexionó sobre el primer libro de los Reyes y sobre esto sugirió algunas preguntas para el examen de consciencia personal. Con la recomendación de “meditar la palabra de Dios” y  encontrar en ella una “grande riqueza”, dijo que es necesario hacerse discípulos, dejándose plasmar y no distrayéndose. De este modo se podrá vivir la experiencia del retiro como una sinfonía, una verdadera inmersión”, como para ser “involucrados y absorbidos por la propuesta de la Escritura".
Padre Secondin pidió además, no seguir la meditación con un orden cronológico, sino proceder como hace la Escritura, es decir “por los grandes escenarios”, proponiendo “una lectura pastoral y sapiencial” de la historia de Elías. Es un cara a cara con un profeta que “camina y no tiene una sede estable”: un hombre que “se mueve para hacer” y en este sentido, un “buen compañero de viaje” en tantas experiencias de purificación personal.
Prosiguiendo con la lectura de Elías, el predicador resaltó “la geografía”, en la cual actúa el profeta: él, combate diferentes frentes, y se mueve hacia los centros del poder, pero sobre todo hacia las periferias. Porque Elías nos lleva a “las periferias y las fronteras geográficas y existenciales”, haciendo frente también a programas más interiores”. No va olvidada, añadió, “la fragilidad y la vulnerabilidad” de Elías.
El Padre Secondin remarcó que para comprender plenamente la misión del profeta, se necesita tener en cuenta el contexto histórico. Y por eso está considerado su ser originario de una “zona periférica, con una religiosidad tradicional y de menor bienestar”. Su “rabia”, su fuerte reacción, explicó el predicador, nacen de la constatación de la “depravación religiosa y social” creados por los nuevos escenarios introducidos en Israel en los sistemas de comercio, de defensa militar, pero también en el campo de la agricultura. Novedad que han producido bienestar y algún “vértigo” de más. Y aquí también se añade la llegada de nuevos personajes que terminan por aturdir al pueblo. Ante esta situación de “progresiva depravación y de pérdida de identidad moral y religiosa”, el Dios viviente – que no es un “simulacro”- termina por ser considerado bueno, sólo para la gente “atrasada”. Por esto la dura reacción de Elías, que amenaza al pueblo, sin ser enviado por Dios.
Entonces Dios se hace sentir, diciendo a Elías que se vaya. La realidad, recordó Padre Secondin, es que “Elías no sustituye a Dios pero debe ser conducido por su palabra”, debe “escuchar, obedecer” y “dejar que Dios sea el único Dios”. Le pide “tomar distancia, ir a contracorriente, vivir en solitud”, para purificarse, “reencontrar la propias raíces” y tomar “las razones de la propia fidelidad”.  El predicador explicó que “Elías, actuando a su manera, termina en problemas”, pero sus aventuras son auténticas cuando la palabra de Dios lo guía. Y también el encuentro con la viuda de Saripta nos recuerda, que “también los pobres nos evangelizan”.
El objetivo es “hacer del amor de Dios el centro de la propia existencia”, sin buscar hacer precipitadamente las cosas”, queriendo ir por el resultado inmediato: cuenta el fiarse de Dios.  
Concluyendo, el predicador, propuso algunas preguntas que surgen de la actitud de Elías: ¿He perdido la paciencia en algún momento?, ¿he hablado claro o por las espaldas, murmurando y alimentando habladurías?, ¿Conozco la vida de la periferia o me gusta estar en el centro de las atenciones y en los honores? Además de otras preguntas, el predicador pidió estar atentos ante el hecho de las religiones sincretistas, que pretenden juntar un poco de todo.

domingo, 22 de febrero de 2015

La Cuaresma es un camino de conversión del corazón: Volved a mi ...


En el mediodía de hoy, primer domingo de Cuaresma, luego del rezo del Ángelus, el papa Francisco obsequió a los miles de fieles y peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, un libro de bolsillo titulado “Cuida tu corazón”. 

“La Cuaresma, dijo Francisco, es un camino de conversión que se centra en el corazón. Por lo tanto, en este primer domingo, pensé en regalarles aquí en la plaza un pequeño libro de bolsillo titulado “Cuida tu corazón.” Este libro recoge algunas de las enseñanzas de Jesús y los contenidos esenciales de nuestra fe, como los siete Sacramentos, los dones del Espíritu Santo, los Diez Mandamientos, las virtudes, las obras de misericordia. 

Ahora lo distribuirán los voluntarios, entre los cuales hay muchas personas sin hogar. Tomen un librito cada uno y llévenlo con ustedes, como una ayuda para la conversión y crecimiento espiritual, que comienza siempre desde el corazón: allí donde se juega el partido de las decisiones diarias entre el bien y el mal, entre lo mundano y el Evangelio, entre la indiferencia y la solidaridad. La humanidad necesita de justicia, de paz, que sólo se puede tener retornando con todo el corazón a Dios, que es la fuente. 


Palabras del Papa antes del rezo del Ángelus 
El miércoles pasado, con el rito de las Cenizas, comenzó la Cuaresma, y “hoy es el primer domingo de este tiempo litúrgico que hace referencia a los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto, después del bautismo en el río Jordán. San Marcos escribe en el Evangelio de hoy: “El Espíritu condujo a Jesús al desierto, y permaneció en el desierto cuarenta días tentado por Satanás. Él estaba con las fieras y los ángeles le servían “(1,12-13). 

Con estas sencillas palabras el evangelista describe la prueba afrontada voluntariamente por Jesús, antes de comenzar su misión mesiánica. Es una prueba de la cual el Señor sale victorioso y que lo prepara para anunciar el Evangelio del Reino de Dios. Él, en esos cuarenta días de soledad, se enfrentó a Satanás “cuerpo a cuerpo”, desenmascaró sus tentaciones, y lo venció. 

La Iglesia nos recuerda este misterio al inicio de la Cuaresma, porque nos da la perspectiva y el significado de este tiempo, que es tiempo de batalla espiritual contra el espíritu del mal (cf. Oración Colecta el Miércoles de Ceniza). Y mientras atravesamos el “desierto” Cuaresmal, nosotros mantenemos la mirada dirigida a la Pascua, que es la victoria definitiva de Jesús contra el maligno, contra el pecado y contra la muerte. Aquí está el significado de este primer domingo de Cuaresma: retornar decididamente por el camino de Jesús, el camino que lleva a la vida. 

Este camino pasa a través del desierto. El desierto es el lugar donde se puede escuchar la voz de Dios y la voz del tentador. En el ruido, en la confusión esto no se puede hacer; sólo se sienten voces superficiales. En cambio en el desierto lo podemos hacer con profundidad, donde se juega realmente nuestro destino, la vida o la muerte. ¿Y cómo sentimos la voz de Dios? La sentimos en su Palabra. Por lo tanto, es importante conocer las Escrituras, porque de lo contrario no sabemos responder a los ataques del maligno. 

El desierto Cuaresmal nos ayuda a decir no a lo mundano, a los “ídolos”, nos ayuda a tomar decisiones valientes, de acuerdo con el Evangelio y a fortalecer la solidaridad con los hermanos. 

Entonces entremos en el desierto sin miedo, porque no estamos solos: estamos con Jesús, con el Padre y con el Espíritu Santo. En efecto, como lo fue para Jesús, es justo el Espíritu Santo quien nos guía en el camino cuaresmal, aquel mismo Espíritu que descendió sobre Jesús y que se nos ha donado en el bautismo. 

La Cuaresma, por lo tanto, es un tiempo propicio que nos debe llevar a tomar más conciencia de cuanto el Espíritu Santo, recibido en el Bautismo, obró y puede obrar en nosotros. Y al final del camino cuaresmal, en la Vigilia de Pascua, podremos renovar con una mayor conciencia la alianza bautismal y los compromisos que derivan de él. 

La Santísima Virgen, modelo de docilidad al Espíritu, nos ayude a ser guiados por Él, que quiere hacer de cada uno de nosotros una “nueva criatura”. 

A Ella le encomiendo, en particular, la semana de ejercicios espirituales que comenzará esta tarde, y a la que voy a participar junto con mis colaboradores de la Curia Romana. Les pido de acompañarnos con sus oraciones.+ 



sábado, 21 de febrero de 2015

Se cumplen 10 años del fallecimiento de Luigi Giussani

"Lo Que De Verdad Importa"


Anne-Dauphine Julliand, periodista parisina, teníauna hija que no llegó a cumplir los cuatro años: una devastadora enfermedad acabó con la niña.

Su vida fue corta pero hermosa... una vida que se convirtió en la luz que necesitaba Anne para enseñar al mundo lo que son el amor y la felicidad.

Fue así: un día vio que la pequeña Thäis cojeaba y la llevó al médico sin esperar que fuera nada grave. Sin embargo, le diagnosticaron leucodistrofia metacromática, una feroz enfermedad degenerativa, causada por la ausencia de una enzima, unas moléculas imprescindibles para el funcionamiento del sistema nervioso.

Decidió hacerle a su “princesita” una promesa que, por supuesto, cumplió: «Vas a tener una vida bonita. No será como la de las demás niñas, pero será una vida de la que podrás sentirte orgullosa. Y en la que nunca te faltará amor». 

Tras la muerte de la pequeña, Anne escribió Llenaré tus días de vida, un libro que se convirtió en un bestseller en Francia rápidamente, consiguiendo los premios Parole de patients y Pèlerin du témoignage.

Ahora, de la mano de la Editorial Palabra, la escritora publica en España su segundo título,Un día especial, un libro que cuenta que la misma Thäis nació el 29 de febrero, una fecha que solo se repite cada cuatro años. Es entonces cuando Anne se regala un paréntesis, libre de trabajo y obligaciones porque quiere vivir plenamente ese día especial. Su hija cumpliría ocho años y nota cómo el pasado se mezcla con el presente y cada gesto, cada palabra adquieren un color único.

Además, la escritora cuenta su vida familiar con su marido, sus dos hijos y su otra hija Azylis, de ocho años, que tiene la misma enfermedad que Thäis y ya no puede ni hablar, ni caminar, ni comer sola, así que no es una vida como la de los demás, sino una maravillosa historia de amor y una lección de lucha constante.

Anne-Dauphine Julliand estuvo en España en octubre de 2013 para participar en el imprescindible congreso "Lo que de verdad importa". En Valencia habló ante 1.300 jóvenes sobrecogidos. El periodista Paco Cerdà la entrevistó en el FaroDeVigo.es.  

Una decisión: sonreír
"Hay distintas formas de actuar cuando te enfrentas a una dura prueba como la mía. Una manera es pensar que solo vas a sufrir durante el resto de tu vida. En cambio, yo he encontrado la forma de ser feliz en este camino diciéndome que tengo una cosa tremenda, pero que siempre quedan momentos de felicidad, y yo he elegido vivirlos. Por supuesto que a veces lloro y estoy triste. Pero se puede reír y sonreír. Porque sonreír es una decisión. Si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida", explicó Anne-Dauphine.


Admite que "al principio no pensé que fuera posible ser feliz en esta situación. Pero luego, al ver a mis hijos que sonreían, vi que era posible. Ellos viven el presente. Yo aprendí de ellos".

Frente al dolor, el amor
Ante el misterio del dolor, Anne tiene una propuesta.

"Hay que evitar sentir el dolor como un fracaso. Un drama nunca es un fracaso en la vida. Es una prueba, una montaña que hemos de subir. Y la mejor forma de superar el dolor es amar. El amor es lo que te permite curar la herida. A mí, este Amor con mayúscula me viene del Cielo. Yo soy católica y me ha ayudado mucho mi fe. Creer en Dios no me evita el sufrimiento, pero es como una lámpara que me permite ver el camino de la montaña. Tengo que subirla y la senda no es más fácil, pero me permite verla de otro modo".

Por eso, cuando le preguntan qué es lo que de verdad importa en la vida, responde sin dudarlo: "El amor. Y compartirlo todo. Si lo guardas para ti mismo, nada vale la pena. Por eso yo cuento mi experiencia".

Enferma, pero feliz
Esta madre animosa describe la realidad de su hija enferma. "Físicamente, Azylis está muy mal: no habla, no anda, apenas mueve los brazos, ve poco y no puede comer sola. Pero estaría mintiendo si me quedara ahí. Porque esa no es mi hija. Azylis es una niña feliz.Y no lo digo para engañarme como una madre loca. Te lo prometo: es feliz. Su sonrisa es mi victoria de cada día. Y como dice su hermano mayor Gaspard, Azylis tiene suerte. Porque la gente la ama".

"No importa el por qué, importa el cómo"
Hay preguntas que no son edificantes en estas situaciones, una vez tienes ya la base de la fe y la superación. "A veces, al ver a una niña caminar por la calle, me surge la pregunta del porqué. Pero enseguida la aparto. Porque sé que no he de perder tiempo en ello. Esa pregunta conduce a buscar culpables o a sentirte víctima. Eso solo hace daño. No me importa el porqué. Me importa el cómo: cómo subir la montaña".

viernes, 20 de febrero de 2015

Jamás usar a Dios para cubrir la injusticia, pidió el Papa


(RV).- Los cristianos, especialmente en Cuaresma, están llamados a vivir coherentemente el amor a Dios y el amor al próximo. Es uno de los pasajes de la homilía que el Papa Francisco pronunció durante la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. El Pontífice puso en guardia contra quien envía dinero a la Iglesia y después se comporta injustamente con sus empleados.
El Papa comenzó su meditación partiendo del pasaje de Isaías de la primera Lectura, subrayando que es necesario distinguir entre “lo formal y lo real”. Y observó que para el Señor “no es ayuno no comer carne” pero después “pelear y explotar a los obreros”. “He aquí porqué – dijo – Jesús ha condenado a los fariseos porque cumplían “tantas observancias exteriores, pero sin la verdad del corazón”.
El amor a Dios y al hombre están unidos, hacer penitencia real
El ayuno que quiere Jesús, en cambio, es el que suelta las cadenas injustas, deja libres a los oprimidos, viste a los desnudos y hace justicia. “Éste  – reafirmó el Papa – es el ayuno verdadero, el ayuno que no es sólo exterior, una observancia externa, sino que es el ayuno que viene del corazón”:
“Y en las tablas de la ley está la ley hacia Dios y la ley hacia el próximo y ambas van juntas. Yo no puedo decir: ‘Pero, no, yo cumplo los tres primeros mandamientos… y los otros más o menos’. No, si tú no haces estos, eso no puedes hacerlo y si tú haces estos, debes hacer esto. Están unidos: el amor a Dios y el amor al prójimo son una unidad y si tú quieres hacer penitencia, real no formal, debes hacerla ante Dios y también con tu hermano, con el prójimo”.
Pecado gravísimo usar a Dios para cubrir la injusticia
Se puede tener tanta fe – prosiguió diciendo el Papa – pero, como dice el Apóstol Santiago, si “no haces obras está muerta, para qué sirve”. De este modo, a quien va a Misa todos los domingos y toma la comunión, se le puede preguntar: “¿Y cómo es tu relación con tus empleados? ¿Les pagas en negro? ¿Les pagas el salario justo? ¿También depositas las contribuciones para la jubilación y para el seguro sanitario?”:
“Cuántos, cuántos hombres y mujeres de fe, tienen fe pero dividen las tablas de la ley: ‘Sí, sí yo hago esto’ – ‘¿Pero tú das la limosna?’ – ‘Sí, sí, siempre envío un cheque a la Iglesia – ‘Ah, bien, está bien. Pero en tu Iglesia, en tu casa, con aquellos que dependen de ti – ya sean hijos, o abuelos, o empleados – ¿eres generoso, eres justo?’. Tú no puedes hacer ofertas a la Iglesia sobre los hombros de la injusticia que haces con tus empleados. Este es un pecado gravísimo: es usar a Dios para cubrir la injusticia”.
“Y esto – explicó el Santo Padre  – es lo que el profeta Isaías, en nombre del Señor, hoy nos hace entender”: “No es un buen cristiano el que no hace justicia con las personas que dependen de él”. Y no es un buen cristiano – añadió el Papa – “el que no se priva de algo necesario, para dar a otro que tenga necesidad”. El camino de la Cuaresma – dijo también el Papa – “es éste, es doble, a Dios y al prójimo: es decir, es real, no es meramente formal. No es sólo no comer carne el viernes, hacer alguna cosita y después hacer crecer el egoísmo, la explotación del prójimo, ignorar a los pobres”.
El Papa relató que hay quien si tiene necesidad de curarse va al hospital y dado que tiene un seguro de salud, es visitado inmediatamente. “Es una cosa buena – comentó el  Papa –, da gracias al Señor. Pero  dime, ¿has pensado en aquellos que no tienen esta relación social con el hospital y cuando llegan deben esperar seis, siete u ocho horas, incluso por una cosa urgente?”.
En Cuaresma, hagamos espacio ene l corazón para quien se ha equivocado
Y hay gente aquí, en Roma – advirtió Francisco – que vive así y la Cuaresma sirve “para pensar en ellos: ¿qué puedo hacer por los niños, por los ancianos, que no tienen la posibilidad de ser visitados por un médico?”, que tal vez esperan “ocho horas y después te dan el turno para la semana siguiente”.
“¿Qué haces por aquella gente? ¿Cómo será tu Cuaresma?” – preguntó el Santo Padre –. “Gracias a Dios yo tengo una familia que cumple los mandamientos, no tenemos problemas…” – “Pero en esta Cuaresma  – se preguntó una vez más el  Papa –  ¿en tu corazón hay lugar para aquellos que no han cumplido con los mandamientos? ¿Qué se han equivocado y están en la cárcel?”:
“‘Pero con aquella gente yo no…’  –  ‘Pero tú, él está en la cárcel: si tú no estás en la cárcel es porque el Señor te ha ayudado a no caer. ¿En tu corazón tienen lugar los encarcelados? ¿Tú rezar por ellos, para que el Señor los ayude a cambiar de vida?’ Acompaña, Señor, nuestro camino cuaresmal para que la observancia exterior corresponda a una profunda renovación del Espíritu. Así hemos rezado. Que el Señor nos dé esta gracia”.

Sor Cándida, una de las monjas más ancianas del mundo


Queridos amigos, hoy cumple 108 años la religiosa más anciana del mundo, Sor Candida Bellotti, quien desde hace más de 80 años está consagrada a la espiritualidad de San Camilo de Lellis, patrono de los enfermos y de los enfermeros y enfermeras.
En efecto, en 1931 Sor Candida entró a formar parte de las Hermanas Ministras de los Enfermos de San Camilo. Desde entonces, trabajó como enfermera profesional en diversas ciudades de Italia.
Desde el año 2000 vive en la ciudad de Lucca, en la Casa madre del instituto, donde participa activamente en la vida comunitaria, no obstante su edad.
El año pasado, con ocasión del cuarto centenario de la muerte de San Camilo de Lellis, Sor Candida festejó su cumpleaños en Roma, participando en la Misa matutina del Papa Francisco en Santa Marta y recibiendo su bendición. Este año celebra su cumpleaños en Lucca, con una celebración adoración y acción de gracias en la iglesia de la Santísima Trinidad.
Desde aquí queremos desear muchas felicidades a Sor Candida, y que el Señor continúe bendiciendo la obra que realizan los religiosos y religiosas camilianos en favor de los enfermos.

jueves, 19 de febrero de 2015

Servir a Dios y no a quien nos ofrece cosas sin valor

(RV).- En cada circunstancia de la vida, el cristiano debe elegir a Dios y no dejarse desviar por hábitos que lo llevan lejos de Él. Lo afirmó el Papa Francisco al comentar las lecturas del día durante la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.
Elegir a Dios, elegir el bien, para no ser un fracasado con éxito. Elogiado sí, por la masa pero al final sólo un adorador de “pequeñas cositas que pasan”. En el centro de la liturgia y, por tanto, de la reflexión del Papa, se destaca el pasaje de la Biblia en que Dios dice a Moisés: “Mira, yo pongo hoy ante ti la vida y el bien, la muerte y el mal. Hoy, por tanto, yo te mando que ames al Señor, tu Dios, que camines por sus caminos”.
Seguidores de dioses que no cuentan
La elección de Moisés – afirmó Francisco – es la que el cristiano debe hacer cada día. Y es una elección difícil. “Es más fácil  – reconoció el Papa  – vivir dejándose llevar por la inercia de la vida, de las situaciones, de las costumbres”. Es más fácil, en el fondo, convertirse en servidor de “otros dioses”:
“Elegir entre Dios y los otros dioses, aquellos que no tienen el poder de darnos nada, sólo pequeñas cositas que pasan. Y no es fácil elegir, nosotros tenemos siempre esta costumbre de ir un poco donde va la gente, un poco como todos. Como todos. Todos y nadie. Y hoy la Iglesia nos dice: ‘Pero, ¡detente! Detente y elige’. Es un buen consejo. Y hoy nos hará bien detenernos y durante la jornada pensar un poco: ¿cómo es mi estilo de vida? ¿Por cuáles calles camino?”.
Monumento a los fracasados
Y junto a esta pregunta, excavar más a fondo – prosiguió diciendo el Papa Bergoglio – y preguntarnos  también cuál es nuestra relación con Dios, con Jesús. La relación con los padres, los hermanos, la esposa o el marido, los hijos. A continuación, el Santo Padre pasó a considerar el Evangelio del día, cuando Jesús explica a los discípulos que un hombre “que gana el mundo entero, pero pierde o se arruina a sí mismo” no obtiene ninguna “ventaja”:
“Un camino equivocado es el de buscar siempre el propio éxito, los propios bienes, sin pensar en el Señor, sin pensar en la familia. Estas dos preguntas: ¿cómo es mi relación con Dios, cómo es mi relación con la familia? Y uno puede ganar todo, pero al final, convertirse en un fracasado. Ha fracasado. Esa vida es un fracaso. ‘Pero no, le han hecho un monumento, le han pintado un cuadro…”. Pero has fracasado: no has sabido elegir bien entre la vida y la muerte”.
No elegimos solos
Preguntémonos – insistió el Papa – cuál es “la velocidad de mi vida”, si “reflexiono sobre las cosas que hago”. Y pidamos a Dios la gracia de tener ese “pequeño valor” necesario para elegirlo cada vez. Nos ayudará –  concluyó Francisco –  el “consejo tan bello” del Salmo 1:
“Bienaventurado el hombre que confía en el Señor”. Cuando el Señor nos da este consejo  – ‘¡Detente! Elige hoy, elige – no nos deja solos. Está con nosotros y quiere ayudarnos. Sólo nosotros debemos confiar, tener confianza en Él. ‘Bienaventurado el hombre que confía en el Señor’. Hoy, en el momento en que nosotros nos detenemos a pensar en estas cosas y tomar decisiones, elegir algo, sabemos que el Señor está con nosotros, está junto a nosotros, para ayudarnos. Jamás nos deja ir solos, jamás. Está siempre con nosotros. También en el momento de la elección está con nosotros”.

miércoles, 18 de febrero de 2015

Oramos por los cristianos asesinados, perseguidos...



En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Señor Jesús, en este momento queremos pedirte por todos nuestros hermanos cristianos asesinados, perseguidos, violentados, prisioneros, torturados u obligados a dejar su propio país por causa de su fe.

Te presentamos, Señor, su dolor inocente. Señor Dios, que en tu providencia misericordiosa asocias la Iglesia a los dolores de tu Hijo, concede a los fieles, que sufren por tu nombre, espíritu de paciencia y caridad, para que se manifiesten siempre testigos verdaderos y fieles de tus promesas.

Por nuestro Señor Jesucristo.

Ayúdanos, Señor, a no olvidar a nuestros hermanos y hermanas en la fe, culpables solamente de ser fieles al Evangelio y de vivir con coraje su pertenencia a la Iglesia.

Nosotros hoy sentimos que no podemos quedar en silencio y te pedimos que concedas a quienes sufren persecución a causa de tu nombre, un espíritu de paciencia y de amor, para que sean testigos auténticos de tus promesas.
Que pueda pasar de ellos este cáliz y líbralos del mal.

María, Madre del Señor, signo resplandeciente en el camino del pueblo de Dios,
Te pedimos, Reina de la Paz, que interceda para que, en los países devastados por tantas formas de conflicto y donde los cristianos son asesinados y perseguidos a causa de su fe, la fuerza del Espíritu de Dios
ayude a las personas a llegar al entendimiento, haga caer las armas de las manos de los violentos y conceda confianza a quienes están tentados de caer en la desesperanza.

María, Madre de gracia, Madre de Misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén


(Del Breviario Caldeo):

Padre nuestro invisible que estás en los cielos, que tu nombre sea santificado en nosotros, porque tú nos has santificado a través de tu Espíritu Santo.

Venga sobre nosotros tu reino, reino prometido a los que aman tu Amor.
Tu fuerza y tu benevolencia descansen sobre tus siervos aquí en el misterio y allá en tu misericordia.

De tu mesa inagotable danos el alimento que necesitamos en nuestra indigencia
y danos la remisión de las duplas porque tú conoces nuestra debilidad.

Te pedimos: salva a los que has plasmado y líbralos del maligno que busca a quien devorar.
A ti pertenecen el reino y la potencia y la gloria, Oh Señor, no prives de tu bondad a tus santos.

Te pedimos, oh Padre, por toda la humanidad.
Aunque divididos en naciones y razas, todos los hombres son hijos tuyos, de ti reciben la vida y la existencia, y tu les ordenas que cumplan tus leyes de modo que cada uno pueda conocerte y amarte.

Haz que desaparezcan los odios y las luchas, que cesen las ejecuciones, haz que una paz perenne llene la tierra, y que en todo lugar la humanidad pueda gozar los frutos de la paz, y así espíritu de fraternidad entre los hombres
muestra su fe común en ti, Padre de todos.

AMEN


VIGILIA DE ORACIÓN POR LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS: file:///C:/Users/AIO%20Lenovo/Downloads/Materiales%20lit%C3%BArgicos%20para%20la%20Vigilia%20de%20Oraci%C3%B3n.pdf

“Tuvieron que huir en medio de la noche, con la cobertura ofrecida por la oscuridad y las tinieblas”

El cristianismo en Irak está pasando por uno de los peores y más complicada períodos de su larga historia, que se remonta al primer siglo. En todos estos siglos hemos tenido muchas dificultades y persecuciones, en las que brindamos caravanas de mártires.
la-amenaza-de-estado-islamico-2002729w645
La comunidad cristiana ha enriquecido la Mesopotamia en todas las etapas de su viaje histórico a través de la religión, la cultura y la civilización, así como ha fomentado una cultura de convivencia, a pesar de las heridas de dolor experimentado durante los siglos.
Al menos en tres ocasiones en las últimas décadas nuestro pueblo fue expulsado por la fuerza con el desplazamiento interno y la emigración, dejando cada vez a la espalda una historia y una cultura que muchos han tratado de suprimir y eliminar para que no quede rastro.
La población cristiana de muchos pueblos ha experimentado cambios fundamentales en el período a partir del final de la Segunda Guerra Mundial. Y antes de eso, fuimos víctimas de genocidio a manos de los turcos otomanos durante la masacre de Safar Ber lik (seifo) en 1915, y todavía la Masacre de Semele de 1933 por el ejército iraquí. Durante el levantamiento kurdo de 1961 y el levantamiento Soriah en 1969 hemos sido desplazados por la fuerza de muchos pueblos y ciudades, y trasladados en Bagdad y Mosul.
Estos actos de genocidio, se han organizado debido al azar, así como el constante movimiento, han seguido sin descanso desde Basora, Bagdad y Kirkuk también el día después del cambio de régimen en 2003. La violencia ha llegado a su punto máximo con la masacre de la Iglesia siro-católica de Nuestra Señora de la Salvación en Bagdad, en 2010, durante el cual decenas de fieles fueron masacrados a sangre fría. Esto fue seguido por los incidentes de terrorismo y el éxodo de 2014, cuando la población cristiana ha experimentado el peor acto de genocidio en nuestra patria. Hoy en Mesopotamia el cristianismo está en peligro tanto como religión, como cultura.
Queridos hermanos y hermanas,
en el último año pasado más de 125 mil cristianos han tenido que huir de sus aldeas por la fuerza, sólo porque han optado por permanecer cristianos y negarse a las condiciones impuestas por las milicias del Estado Islámico. Tuvieron que huir en medio de la noche, con la cobertura ofrecida por la oscuridad y las tinieblas. Muchos de ellos han tomado el camino del Gólgota por varias horas, después de haber dejado todo atrás, no poseer nada más que la ropa que llevaban puesta en ese momento.
Yendo a pie, han buscado refugio en la región del Kurdistán, considerado relativamente seguro, sin saber si algún día podrán volver en sus hogares. La política de clasificación que se utiliza para definir a estos hermanos y hermanas es “desplazados”. Y si decides cruzar una frontera internacional, su condición se etiqueta bajo “refugiados”.
En estos días la multitud de desplazados entre nosotros están recibiendo malas noticias, que hablan de saqueo y pillaje de sus casas y la destrucción de algunos de ellos, como consecuencia de las operaciones militares. Ellos son conscientes de que la liberación militar de estas áreas no se equipara a la liberación política de las mismas. Estamos a la espera de saber que nuestros pueblos están a salvo y seguros. Realmente creemos que nuestro amado Señor nos concederá la gracia de asistir a ese día; y ese mismo día nos volveremos a nuestras casas, vacías y en ruinas, nuestros hospitales y nuestras escuelas vaciadas. Y lo mismo será cierto para nuestras iglesias preciosas, es una fuente de gran dolor para nosotros imaginar lo que se abrirá ante nuestros ojos, cuando volvamos. Pero también somos capaces de reconstruir.
Hoy hay familias que dependen totalmente para su propia supervivencia de la caridad de los demás. Hace menos de un año, las mismas familias vivían en sus casas y eran más que autosuficientes, con el dinero que necesitaban para sobrevivir otorgado con regularidad y, en algunos casos, incluso en abundancia. Ahora oramos en tiendas de campaña, después de haber dejado atrás las viejas iglesias que han vivido la historia de un cristianismo floreciente, bendecido por la fuerza de voluntad de los fieles y al testimonio de los mártires.
Demasiadas familias han perdido la confianza en sus tierras. Y esto no debería sorprender a nadie. La patria de los cristianos los rechazó y ahuyentó. Ellos han optado por moverse hacia lo desconocido, en la confianza de que estarán más seguros. El camino a la emigración está salpicado con una larga cola. Nuestros amigos y nuestras familias están alineados en la cola, esperando por meses y años en Turquía, Líbano y Jordania, para aprovechar la oportunidad de moverse de nuevo, tal vez por última vez, a América del Norte, Europa o Australia. La diferencia de perspectiva entre los desplazados internos (IDP) y un refugiado es que este último ha tomado la decisión final para irse. La crisis de los refugiados que estamos viviendo hoy en el Kurdistán es conocida como la crisis de los refugiados en la tierra de nuestros vecinos. Los desplazados aún no han tomado una decisión final o han optado por conseguir un poco de dinero, antes de salir.
Para mí es un eufemismo decir simplemente que tenemos una necesidad desesperada de apoyo financiero y material, para que nuestras familias puedan permanecer y sobrevivir, o salir y sobrevivir de todos modos. En términos de ayuda, esta crisis ha llegado a un nivel de urgencia crónica.
Para la Iglesia caldea, y para nuestras iglesias hermanas de Oriente, la persecución que está experimentando nuestra comunidad es dos veces dolorosa y grave. Nos vemos afectados personalmente por la necesidad y el hecho de que nuestra Iglesia, una vez vibrante, se está desmoronando ante nuestros propios ojos. La emigración masiva que está en curso en este momento hace que sea cada vez más débil mi Iglesia.
Esta situación que causa una profunda tristeza. Y nosotros, que somos parte de la jerarquía eclesiástica a menudo nos sentimos tentados a animar a nuestros feligreses para quedarse, a mantener viva la presencia de Cristo en esta tierra especial. Pero, con toda honestidad, yo y mis hermanos obispos, junto con los sacerdotes, no podemos hacer mucho más que sugerir a los padres a reflexionar profundamente sobre la elección, teniendo en cuenta todos los elementos, y orar mucho y tan profundo antes de tomar una decisión de este tipo, importante y tal vez incluso un poco peligrosa.
La Iglesia no puede y no se arriesga a garantizar la seguridad de base de la cual sus miembros necesitan para prosperar. No es ningún secreto que el odio hacia las minorías ha aumentado en ciertos círculos en los últimos años. Y es difícil entender las razones de este odio. Somos odiados porque persistimos en querer vivir como cristianos. En otras palabras, somos odiados porque seguimos exigiendo derechos humanos básicos. Todos tenemos la responsabilidad de ayudarnos, en primer lugar, a través de nuestra oración personal y sacrificio, y luego con una campaña de sensibilización en la comunidad internacional, para crear conciencia sobre la frágil situación en la que vive la comunidad cristiana iraquí.
huida egipto
Luego hay dos cosas que nosotros, como Iglesia, que podemos hacer: el primero es orar. El segundo es utilizar las relaciones y redes que comparten como parte de la Iglesia de Cristo, para conocer los peligros reales que enfrenta nuestro pueblo, que además está en riesgo su supervivencia. Nunca podré repetir con la suficiente fuerza que nuestro bienestar, como comunidad histórica, ya no está en nuestras manos. El futuro llegará, de una manera u otra, y para nosotros esto significa esperar a ver qué tipo de ayuda (militar, humanitaria) nos será dada.
Hay varios proyectos de ayuda y asistencia para los que necesitan fondos y recursos; en particular, le pedimos su ayuda para el alquiler de viviendas para los cristianos refugiados que viven, todavía, en las escuelas públicas y pedimos ayudar en la construcción de viviendas en los terrenos de la Iglesia. Es un proyecto necesario y vale la pena. Con su ayuda vamos a permitir a las familias a encontrar un entorno más estable y permitir que busquen un puesto de trabajo en la zona, aunque se están desarrollando planes que traerá la emigración a largo plazo. Su ayuda para el seguimiento de esta solución a corto – y largo – plazo, es absolutamente necesario. Y hay otros proyectos que podrían ser igual de útiles.
Estamos muy agradecidos por la ayuda prestada hasta ahora por las distintas organizaciones. Esta generosidad ha alimentado las esperanzas de muchos.
Monseñor Warda, Arzobispo caldeo de Erbil, Kurdistán iraquí.